Otra forma de viajar: Erasmus

Es una beca destinada al estudio en una universidad extranjera. Aseguran, el aprendizaje del idioma del país, de la cultura y de la forma de entender la vida.

Dicen, que cuando los estudiantes regresan a sus universidades de origen vuelven con una madurez digna de un profesional. Y tu ¿ Has disfrutado de una beca Erasmus?

Erasmo de Rotterdam, fue un filósofo y humanista del siglo XVI, que destacó por su idea de crear una europa unida, una misma europa como país, de ahi la razón por la cual la beca de intercambio estudiantil se llame Erasmus.

Una beca Erasmus consiste en cursar un año de tu formación superior, veáse licenciatura o diplomatura, en una universidad europea. Generalmente suelen ser los últimos años de la carrera, a partir del tercer curso, cuando ya tienes una formación académica más amplia.

Los requisitos para que te acepten una beca Erasmus, son sencillos:

  • Tener aprobados al menos la mitad de los créditos de la carrera.
  • No haber solicitado una beca de las mismas caracterísitcas en otra ocasión.
  • Tener noción del idioma del país al que vas.

Cumpliendo estos requisitos puede optar a una beca Erasmus y disfrutar un año ( o medio) de estancia en el extranjero. Además la beca Erasmus tiene un concepto de ayuda, entre 300 y 500 euros, dependiendo de la Comunidad Autónoma.

En cuanto al alojamiento allí, la universidad suele gestionar las residencias del lugar de destino para  facilitar las tareas a los estudiantes en su llegada.

Al contrario de lo que comenta mucha gente, una beca Erasmus, consiste en un periodo de madurez para el estudiante y de reflexión sobre lo que quiere hacer cuando eso termine.

Al margen de la fama de » poco-serio» que tiene esta beca, un Erasmus es principalmente una ayuda para prepararte para el futuro profesional.

El grupo de amistades y los lazos que se crean entre los grupos de estudiantes son tan fuertes y verdaderos, que todo lo que le ocurra a cada uno de ellos, les hará madurar y entender qué les está pasando.

Pero además, una beca Erasmus, es otra forma de viajar. En primer lugar, el viaje de ida al destino, que en ocasiones se convierte en un cúmulo de sensaciones porque no sabes hacia donde vas, todo es nuevo y se ponen muchas esperanzas en que todo salga bien.

Después de la llegada, que suele ser caótica, una vez alli investigaremos la ciudad y zona donde vamos a vivir los próximos meses. Viajaremos por los alrededores y por las ciudades vecinas que tienen importancia turística o monumental.

En definitiva, un Erasmus, es una forma alternativa de viajar que dificilmente podrás olvidar y siempre tendrás tiempo de recordar.

Contenidos relacionados

Un comentario en «Otra forma de viajar: Erasmus»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *