Guía de viajes de Viena

Viena es una ciudad muy turística y y con gran riqueza monumental y arquitectónica, sus calles, sus edificios oficiales, son algunos de los lugares que debes visitar si acudes a la capital austriaca.

Conocer Viena es posible en un fin de semana, ya que no es una ciudad muy grande en extensión, lo que le hace cómoda para el turtista. Además, su cultura así como sus costumbres, son también atractivos que no te puedes perder.

Cómo llegar hasta Viena

El aropuerto internacional de Viena, Schwechat tiene vuelos diarios a múltiples destinos europeros. Además se encuentra ubicado a una media hora del casco urbano, lo que supone que el recorrido, ya sea en bus o en taxi, es sencillo y eficar.

De la misma manera, puedes viajar hasta Viena en tren, desde cualquier punto de europa sin problemas, y desde España puedes hacerlo aunque tendrás que hacer más cambios y trasbordos. Al igual que por carrereta, que también es otra de las posibilidades para perderte unos días por la capital austriaca.

Qué ver en Viena

Viena es una ciudad de tamaño mediano, que con tiempo, podemos recorrer andando en unos cuantos días. Lo primero que hay que saber cuando viajes a la ciudad es que, la parte más importante y que alberga los mayores sitios turísticos es el: Innerstaut, que es el casco viejo.

  • En el Innerstaut, se pueden ver restos de la muralla con la que contaba la ciudad, además se pueden contemplar sus pequeñas calles empedradas, que guardan encantos de épocas pasadas.
  • En Graben es una plaza repleta de restaurantes, bares y demás servicios para turistas y residentes, sin duda es uno de los centro neurálgicos de la ciudad.
  • La Ópera de Viena: es un edificio impresionante y en estado perfecto. Su sobriedad y seriedad en el tipo de arquitectura, es digna de ver y de contemplar.
  • El Parlamento: es otro de los edificios oficiales que se ubican dentro del casco urbano y que más gustan a los turistas.
  • El Ayuntamieno: al igual que el Parlamento el Ayuntamiento de Viena conserva  la serieddad de los edificios antiguos e históricos de una ciudad.

Estos son algunos de los puntos más interesantes y que hay que visitar de la ciudad, aunque Viena conserva muchos más lugares de interés como el museo de naturales, o el museo nacional de arqueología.Viena es una ciudad muy bien conservada que busca impactar al turista para que vuelva a repertir.

Viena es de esas capitales europeas, que desarrollan el interés del viajero, del aventurero. Pero además de todas estas cosas positivas e interesantes para ver, además Viena, conserva muchos lugares de ocio como restaurantes, bares y tiendas varias que hacen que el turita, vuelva y repita.

Y tú; ¿ Has estado en Viena? ¿Qué es lo que más te gustó?

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *