Exposición "Pompeya, catástrofe bajo el Vesubio"

La ciudad de Pompeya tiene un origen nada claro, que antiguamente se mezclaba con la mitología. Se conocen asentamientos griegos y etruscos desde el siglo VIII a. C., pero en el siglo III a. C. Roma se aseguró el control de una ciudad constantemente asediada por los samnitas.

Actualmente, Pompeya sigue siendo el mayor yacimiento arqueológico conocido y la única ciudad romana que se conserva en su integridad. La erupción del volcán Vesubio del año 79 d.c. sepultó en solo cuarenta ocho horas ciudades y villas. La mayoría de sus habitantes quedaron sepultados bajo metros de ceniza. De este modo, la ciudad quedó olvidada hasta que diecisiete siglos más tarde se identificó y se iniciaron las primeras excavaciones arqueológicas.

Organizada por el Canal de Isabel II Gestión y la Comunidad de Madrid en colaboración con el Museo Estatal de Prehistoria de Halle (Alemania), la Superintendencia Especial para los Bienes Arqueológicos de Nápoles y Pompeya y el Ministerio para los Bienes y Actividades Culturales de Italia, la exposición«Pompeya, catástrofe bajo el Vesubio» presenta una importante colección de más de 600 piezas encontradas en la zona de Pompeya. A través de ellas, el visitante puede conocer distintos aspectos de la vida cotidiana de la ciudad. Es un punto obligado en tu ruta de turismo arqueológico en Madrid.

Estatuas, frescos vajillas, joyas, monedas, instrumentos quirúrgicos y elementos orgánicos como pinturas, comida o restos animales y humanos perfectamente conservados son el testimonio de aquella tragedia que asoló a Pompeya.

La exposición nos permite conocer qué supuso la erupción volcánica para una ciudad llena de vida. Los objetos de uso cotidiano, las pinturas y los restos orgánicos son de una calidad arqueológica inigualable y de una gran belleza visual. Por otro lado, la muestra tiene también como objetivo resaltar la figura de su descubridor, Carlos III, el «Rey Arqueólogo». El monarca fue el descubridor e impulsor de las excavaciones en Pompeya y su método de actuación sentó las bases de la arqueología posterior, al excavar, documentar, proteger y evitar que las piezas que forman parte de la colección saliesen de su lugar de origen.

«Pompeya, catástrofe bajo el Vesubio» nos invita a un fascinante viaje para conocer cómo era la vida de la ciudad antes, durante y después de la terrible erupción que la enterró bajo las cenizas. Todos los visitantes pueden redescubrir Pompeya y sus orígenes, experimentar la magnitud de la catástrofe y comprobar su resurgir gracias a las campañas arqueológicas promovidas por el rey Carlos III.

La exposición se divide en 10 zonas temáticas: “origen e historia”, “Casa de Menandro”, “la pintura pompeyana”, “la vida privada”, “el ocio”, “la calle”, “siete metros bajo la ceniza”, “el Rey Arqueólogo”, “el estilo pompeyano” y “las pompeyas españolas”.

La exposición «Pompeya, catástrofe bajo el Vesubio» abrió sus puertas el pasado día 6 de diciembre y permanecerá abierta hasta el 5 de mayo de 2013. Se puede visitar todos los días, de 10 a 21 horas (excepto los días 24 y 31 de diciembre, que el horario se reduce de 10 a 15 horas. Los días 25 de diciembre y 1 de enero cierra sus puertas). El precio de la entrada general es de 6 euros y de 3 euros para la reducida.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *