El Palacio de Kensington en Londres, historia viva de Inglaterra

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Es cierto que hay que intentar tener tiempo para visitar Londres. Hay tantas cosas por ver… Sin embargo, hoy nosotros nos detenemos en el célebre Palacio de Kensington, un lugar muy recordado, sobre todo si nos acercamos a la historia de la tristemente desaparecida Lady Di.

Palacio Kensington Londres Inglaterra

El Palacio de Kensington se sitúa en Chelsea, junto a Bayswater Road, en la puerta de entrada del célebre Notting Hill.

La historia de este palacio comienza a finales del siglo XVII, cuando el rey Guillermo III y la reina María II quieren escapar del frío que reina en el Palacio de Whitehall, situado junto al Támesis. Deciden comprar Nottingham House en Kensington Village, que para la época estaba bastante retirado de Londres.

Lo decoran y lo convierten en un auténtico palacio. Sin embargo, sería el rey Jorge I quien realmente le dedica su tiempo al Palacio de Kensington, dedicándole sus esfuerzos y ampliándolo, contratando a grandes artistas de la época para decorar sus paredes.

Realmente le quedó tan bien que, a su muerte, Jorge II, su sucesor, convirtió el Palacio de Kensington en su residencia principal, instalándose allí con su esposa, la reina Carolina. Sin embargo, con la muerte prematura de Carolina, el rey Jorge no podía ver en él más que los recuerdos de su esposa, y descuidó el palacio.

No volvió a recuperar su auge el palacio hasta la llegada de la reina Victoria, quien precisamente nació en Kensington. Hoy se puede incluso visitar la habitación donde nació y la sala donde fue bautizada. Además, en vuestro recorrido conoceréis el lugar donde Victoria durmió como princesa y se levantó como reina, ya que la madrugada del 20 de junio de 1837, fallecía su tío, y llea heredaba la corona de Inglaterra.

Fue el momento en el que la reina Victoria abandonó Kensington para dirigirse a vivir al Palacio de Buckingham. Sin embargo, nunca olvidó el lugar donde nació, y el día de su 80 cumpleaños, la reina Victoria quiso abrir al público el palacio.

En las últimas décadas, quien le volvió a dar notoriedad al Palacio de Kensington fue Lady Di, la princesa Diana de Gales, quien vivió allí durante el matrimonio con el Príncipe Carlos, y justo antes de su muerte. Sus hijos, Guillermo y Enrique, también vivían con ella en Kensington.

Seguro que aún recordaréis los miles de ramos de flores que, días después de la muerte de Diana, los ingleses y personas llegadas desde todos los rincones del mundo, depositaron en las puertas del Palacio de Kensington, en memoria de Diana. Precisamente, desde Kensington partió el cortejo fúnebre de la princesa hasta el oficio religioso en la Abadía de Westminster.

Hoy en día, en el Palacio de Kensington viven tres primos de la reina Isabel II, y las personas que trabajan tanto para la reina como para el Príncipe Carlos tienen apartamentos en Kensington. Se pueden hacer visitas guiadas al palacio, que duran una hora y media, o simplemente pasear por sus jardines. Sin embargo, no dejéis de visitar esta historia viva de Inglaterra.

Imagen de wikipedia



0 Comentarios Enviar un comentario