Sabor Mediterráneo en Capri

Recorrer una isla, conocerla y vivirla. Ese puede ser tu proyecto estas vacaciones si decides que tu destino sea la isla de Capri, Italia.

Capri huele a mar, a jardín a medieval, a Limoncello. Capri es la isla soñada para disfrutar de unos días de escapada solo o acompañado, Capri acompaña al viajero, aguarda y mima con tino a los que la visitan y le dejan sus recuerdos, sus experiencias, sus relatos de viaje.

Al sur del golfo de Nápoles, bañada por el mar Mediterráneo, Capri se presenta como una isla caprichosa, bella y acogedora. La isla de Capri respira tranquilidad, paz y armonía.

Con 10,36 km cuadrados de superficie, la isla italiana se compone de dos principales ciudades, Capri y Ana capri.

Capri, la ciudad más importante de la isla, tiene dos puertos importantes, que centran su actividad comercial. Además tiene tiendas exclusivas de los mejores diseñadores en el centro del casco urbano.

Apenas unos poco kilómetros separan Capri de Anacapri, población más montañosa, y más tranquila que Capri.

Dispersos por toda la isla, hay numerosos hoteles, muchos para el tamaño de la misma, de lujo y exclusividad. La mayoría de los hoteles tienen al menos 5 estrellas, lo que garantiza que el turismo que acude hasta la isla italiana, es un turismo de clase media-alta con gran poder adquisitivo.

Visitando la ciudad de Capri, los turistas podrán andar por las calles medievales adornadas con aspectos antiguos y con casas blancas. El colorido en las fachadas y la tranquilidad de sus calles, hacen de Capri una envidia europea.

Además, la luz de Capri, clara azul, es recordada por todos los viajeros que acuden a pasar unos días. Otro de los atractivos de la isla, es la gastronomía elaborada con el máximo mimo.

La ensalada caprense, es una de las delicias más famosas de la isla y con más adeptos, su sabor combina a la perfección con el olor de la isla.

Además, el licor de Limoncello, es también elaborado manualmente en Capri, y tomado después de una comida o a media tarde. Los turistas que lo prueban, repiten.

En definitiva Capri es una isla de placer, de disfrute de goze y de relax, Capri enamora.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *