Robben Island: historia reciente de Sudáfrica

Sudáfrica es un lugar que mezcla el potencial de la naturaleza en estado puro con la presencia constante del hombre, con su historia y con su presente más actual. Una de las muestras de que la historia de Sudáfrica sigue su curso y está viva la podemos apreciar en una excursión muy interesante.

robben-island

Visitar Robben Island, a 12 kilómetros de la costa, visitar este lugar es aprender y conocer de primera mano uno de los últimos episodios de la historia reciente de Sudáfrica.Entre 1836 y 1931, esta isla fue utilizada como colonia de leprosos. Más tarde, durante una parte importante del siglo XX fue la cárcel de los prisioneros políticos del régimen del Apartheid. Nelson Mandela o Walter Sisulu son solo algunos de los nombres que estuvieron en esta isla.

Actualmente la prisión se encuentra clausurada, y la isla está unida a Ciudad del Cabo por un ferry que sale con regularidad. La UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad, y hoy en día es uno de los destinos turísticos por excelencia de la zona.
El Apartheid surgió tras la victoria del Partido Nacionalista en las elecciones de 1948, que se basaba en el Estado de separación, que se mantuvo hasta 1994. En base a esto, se establecieron una serie de leyes diferentes para la población blanca y de color, se prohibieron los matrimonios mixtos y se puso en práctica la separación física en distintas zonas residenciales.

Lo que se llamó Separate amenities act dio lugar a la división y separación de las dos razas en todos los ámbitos: había distintos autobuses, distintas playas… Las personas de color debían ir siempre identificadas y no podían permanecen en determinadas zonas de la ciudad sin un permiso específico.

robben-island-2
En la actualidad, por suerte las cosas han cambiado, y la convivencia entre las personas es normal. De hecho, Sudáfrica mostrará al mundo su nuevo presente en 2010, año en que se convertirá en la sede del Mundial de Fútbol.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *