Los países emergentes serán el principal destino turístico en 2030

El turismo es un sector que evoluciona constantemente y se adapta a los nuevos tiempos. Así, surgen nuevos destinos en todo el mundo que se suman a los más clásicos. El gran crecimiento económico que están experimentando los países emergentes está provocando que cada vez reciban un mayor número de turistas. En especial Asia y los países del Pacífico, están viviendo un «boom» del turismo, con millones de visitantes cada año que buscan destinos exóticos en su gran mayoría y con un gran número de atractivos.

Esta tendencia actual se va a mantener en los próximos años de modo que se espera que, a partir de 2013, el número de turistas internacionales que visiten economías emergentes sea mayor que el de las economías avanzadas, superando los mil millones en el año 2030. En concreto, el crecimiento en estos países será el doble que el de los países desarrollados (4,4% frente a un 2,2% anual), sumando 30 millones de llegadas al año, frente a los 14 millones que aumentarán las economías avanzadas.

Estos datos se recogen en el informe «El turismo hacia 2030» presentado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), que hace un análisis de la situación actual del turismo a nivel mundial y lo que se puede esperar de cara a los próximos años.

Así, y a pesar de la crisis económica actual que afecta a algunos países como España, se espera que el número de turistas internacionales alcance los  1.400 millones anuales en 2020; 1.500 en el año 2023 y 1.800 millones en 2030, experimentando cada año un crecimiento del 3,3%.

Las expectativas no pueden ser mejores para el turismo mundial, ya que se espera que el incremento de turistas sea de 43 millones cada año hasta el año 2030, frente a los 28 millones que se incrementan actualmente al año.

Por zonas geográficas, espectacular el crecimiento que se espera en Asia y el Pacífico hasta el citado año 2030, que alcanzará un 30% en 2030. Por su parte, la cuota del mercado mundial de Oriente Medio crecerá hasta el 8% y África alcanzará el 7%. En el lado contrario, el porcentaje de Europa descenderá del 51% al 41% y el de América del 16% al 14%.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *