Los castillos más bonitos de Europa

castillo

Europa es el continente por antonomasia de los castillos. De hecho, su construcción fue masiva durante la Edad Media principalmente. Estos lugares fuertes, cercados de murallas, baluartes, fosos y otras fortificaciones, tal y como los define la RAE, impresionan por sus diseños y majestuosas presencias. Además, sus muros han visto pasar a Reyes, condes, duques y figuras ilustres del medievo. Visitarlos es como transportarnos atrás en el tiempo a una época de caballeros y princesas, así como de grandes batallas. Algo así sucede con los castillos en España.

Estos edificios reflejan la cultura y los estilos artísticos de cada época y lugar, por lo que encontramos una gran variedad de ellos, aunque dado que surgieron la mayoría en un marcado ambiente bélico y que nacieron como respuesta a la necesidad de defensa, suelen conservar una serie de estructuras comunes, como las murallas, el patio de armas o las torres de vigilancia.

Hay tantos castillos que hacer una lista con los mejores o más bellos es bastante subjetivo, pero lo que es seguro es que los siguientes son algunos de los mejores ejemplos y que bien merecen una escapada para descubrirlos.

– Castillo de Chambord

chambord

Una joya del renacimiento francés que iba a ser realizada por Leonardo da Vinci. Se trata del castillo más bonito de los 19 que pueblan el Valle del Loira, en el centro de Francia. Baste con decir que el muro que lo rodea tiene 32 kilómetros de largo para que nos podamos hacer una idea de la imponente presencia de este coloso. Fue mandado construir por el joven rey Francisco I. El castillo refleja sus dos pasiones: la caza y la arquitectura. De hecho, dentro del castillo se encuentra un enorme bosque con abundante caza. En el centro se asienta este espectacular edificio arquitectónico que se mantiene en un perfecto estado de conservación. Su descomunal tamaño impresiona y por su utilización maestra de las proporciones. Con forma rectangular y torreones redondos en los vértices, presenta dos grandes torres en su fachada y llama la atención también por sus tejados poblados de torrecillas, chimeneas y tragaluces.

Digna de admiración es también la escalera central de doble espiral con un diseño soberbio. Para su construcción se necesitaron 20 años, en los que se aprovechó para mezclar formas tradicionales con estructuras típicas del renacimiento italiano.

– Castillo de Neuschwanstein

Neuschwanstein

Este castillo alemán del siglo XIX es, sin ninguna duda, uno de los castillos más bellos del mundo. De hecho, cada año recibe numerosas visitas y ha sido fuente de inspiración para el mundo del cine. Lo curioso de esta construcción es que fue construido en una época en la que estos edificios ya no eran necesarios para su finalidad originaria de defensa. Por ese motivo no se encuentra fortificado. Situado en Baviera, se levanta en una zona de una gran belleza natural con lagos y montañas, lo que permite resalta aún más su presencia.

De estilo neogótico, combina distintos estilos arquitectónicos. Su diseño es meramente es estético, como se demuestra con el cuidado que se puso en cada detalle de su construcción para obtener una obra arquitectónica maravillosa. Su interior es igual de sorprendente, con una gran colección de piezas de artesanía, el primer teléfono móvil de la historia, una cocina innovadora construida los planos de Leonardo da Vinci y una completa red eléctrica. Por si fuera poco, desde su interior se tienen unas vistas increíbles de los Alpes, incluyendo una cascada que el rey Luis II de Baviera podía ver desde su habitación.

-Castillo de Miramare

castillo-miramare

Como su propio nombre indica, el principal factor distintivo de este castillo es su localización, ya que se asienta sobre un acantilado a la orilla del mar, en la costa adyacente a Trieste. Todo el conjunto ofrece una imagen romántica e idílica, con un entorno rodeado de jardines y bosques frondoso.

Fue mandado construir por el archiduque Maximiliano de Habsburgo en el siglo XIX. En su interior, el castillo se divide en la planta baja que sirvió de residencia de Maximiliano I y su esposa Carlota, y el piso superior que fue utilizado por el duque Amadeo II de Aosta.

– Castillo de Windsor

castillo-windsor

Construido entre el siglo XI y XIII, es uno de los castillos más conocidos del mundo, entre otras por pertenecer y servir de residencia a la corona británica desde hace bastantes siglos. Es también uno de los castillos más grandes y antiguos del mundo, a pesar de lo cual se mantiene en un gran estado de conservación, y eso a pesar de que en el año 1992 fue pasto de un gran incendio que acabó con varias salas.

Este gran complejo arquitectónico alberga en su interior la Casa de muñecas de la Reina María, la impresionante Biblioteca Real. Cuenta con una colección de gran valor, incluyendo dibujos de Leonardo y Miguel Ángel.

– Castillo Peles

castillo-peles

Es uno de los más bellos ejemplos de castillos de toda Europa y uno de los principales destinos turísticos de Rumanía. Encargado por el Rey Carol I a finales del siglo XIX, es una joya de la arquitectura renacentista alemana. Su elegante diseño incluye también estilos arquitectónicos y adornos de toda Europa, incluyendo pareces cubiertas con cuero de Córdoba, porcelana de Meissen y Sevres, arañas de luces Murano o vidrios colorados de Alemania.

En su interior se encuentran 160 habitaciones con todo lujo de detalles que actualmente se pueden ocupar por los turistas.

-Alcázar de Segovia

alcazar-segovia

Situado sobre un cerro en la confluencia de los ríos Eresma y Clamores, es uno de los monumentos más conocidos de Segovia y de toda España. Construido entre los siglos XII y XVI, fue utilizado como residencia por numerosos monarcas. Ofrece un aspecto singular, muy distinto del resto de castillos españoles. El edificio se divide en dos partes: la exterior, que incluye el patio herreriano, el foso, la preciosa torre del homenaje y el puente levadizo; y las dependencias interiores, que contienen salas del Trono, de la Galera, de las Piñas, entre otras, y la capilla. En su interior llama la atención por la soberbia decoración que presenta.

Otro de los aspectos más atractivos del Alcázar son las espectaculares vistas que ofrece.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *