Descubre Sídney en miniatura en este sorprendente vídeo

A pesar de encontrarse en el lado opuesto de nosotros, Australia es uno de los destinos más apasionantes que puede emprender cualquier viajero. Se trata de un país maravilloso, lleno de contrastes y con innumerables atractivos para sorprendernos. Personalmente, siempre estoy recomendando a todos mis conocidos que hagan las maletas y que recorran los 15.000 kilómetros que nos separan porque realmente merece mucho la pena.

Y ya en el país de los canguros y los koalas, no podemos dejar de visitar y admirar Sídney, la capital de Nueva Gales del Sur y la ciudad más grande y antigua de Australia. A pesar de contar con cuatro millones de habitantes (cifra que se eleva considerablemente si contamos los numerosos turistas que la visitan cada año), esta ciudad cosmopolita y moderna sorprende también por su limpieza y orden.

Sídney destaca por su gran calidad de vida y por contar con una oferta turística de lo más interesante, por lo que cualquier turista encontrará encontrará motivos más que suficientes para disfrutar descubriendo esta encantadora y preciosa ciudad bahía. Lugares tan emblemáticos como el puente de la bahía, con su forma de percha, o la carismática Opera House, declarada Patrimonio de la Humanidad en 2007, son los principales símbolos de la ciudad y una gran aperitivo de lo que nos ofrece la espectacular arquitectura de Sídney.

Tampoco podemos dejar de pasear por sus playas, como las espectaculares Manly o Bondi, en las que vamos a disfrutar de todo tipo de actividades de ocio en un ambiente urbano. Desde el puerto también podemos coger un ferry y visitar los barrios más alejados del centro de la ciudad.

Nuestra visita puede continuar por el imprescindible Barrio Chino de Sídney, uno de los más populares y concurridos de la ciudad. En él se encuentra uno de los principales núcleos comerciales de la ciudad, con multitud de mercados que atraen a miles de visitantes. Mención especial para el Paddy Market.

Y si lo que buscamos es restaurantes y hoteles de gran calidad, nos deberemos dirigir a The Rocks, uno de los puntos claves de Sídney. En esta zona se encuentra también el Observatorio de Sídney.

Podría seguir horas y horas hablando de los atractivos de Sídney, pero qué mejor que verlos en un vídeo desde la pantalla de nuestro ordenador de una forma diferente a lo que estamos acostumbrados. Utilizando dos de las técnicas fotográficas más conocidas, time-lapse (grabar una escena donde los acontecimientos suceden a una velocidad mucho más rápida de lo normal), y por otro lado, tilt-shit (simular la vista que tenemos cuando observamos una maqueta), se consigue un resultado sorprendente, una Sídney en miniatura.

Toy Boats – A Sydney Tilt-shift Time-lapse de Nathan Kaso en Vimeo.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *