5 imprescindibles en Granada para un día

Seguro que has leído mucho sobre Granada o te suena de algo su historia, su pasado moro, judío y cristiano, o su presente cosmopolita y universitario. Si has estado allí sabes a lo que me refiero. Granada, además, es una ciudad llena de tópicos que inmediatamente relacionamos con Alhambra, Catedral, cañas, tapas, copas… Pero vista desde dentro hay cosas que no puedes dejar de hacer periódicamente y que siempre que vienen amigos de visita hay que llevarlos, como un ritual. Estos son los 5 imprescindibles en Granada:

  1. Desayuno. Aquí se desayuna bien en cualquier parte, buenas tostadas surtidas, buenos precios y mucho bullicio, como corresponde a la ciudad en casi cualquier época del año. Pero yo llevo a mis amigos a desayunar a La Isla: café con leche y piononos. Enfrente de la Basílica de las Angustias, en la Carrera de la Virgen, junto al Darro. El entorno es inmejorable, el sitio es exquisito y para los piononos ya no tengo palabras. Son unos pastelitos muy dulces y jugosos que se fabricaban tradicionalmente por monjas en Santa Fe y que el Papa Pío IX pedía expresamente para él. Se han convertido en el dulce típico de Granada, pero la calidad y categoría de la casa La Isla es indiscutible.
  2. Del desayuno puedes irte paseando por el centro a ver cualquier cosa, cualquier rincón es apetecible, y muy cerca tienes a la patrona de Granada, el Corral del Carbón, la Alcaicería, la Catedral, Reyes Católicos… Y llegamos a la Plaza de Santa Ana, nuestra segunda parada. En sus alrededores hay muchos bares y sitios de tapas, pero a mí me gusta la Antigualla, sus tapas son increíbles y la gente que se acumula allí día tras día lo atestigua. Está al principio de la Calle Elvira. La verdad es que si te tomas dos o tres rondas, olvídate de irte a comer a ningún sitio y síguenos.
  3. Como se supone que ya has comido, vamos a tomar un té. Muchas ciudades tienen teterías, pero nada que ver. Siguiendo por Calle Elvira llegamos a la calle Calderería. Teterías, artesanía, música, ambiente. En realidad son varias calles, cortitas eso sí, pero seguro que no has probado un té igual. Prueba algún dulce típico porque están deliciosos. Son sitios para charlar con amigos y pasar la tarde, cómodos, acogedores, íntimos. No me puedo quedar con ninguna tetería en particular, me gustan todas.
  4. Cuando salgas de las teterías puedes ir caminando al pie de la Alhambra y el Generalife por el Paseo de los Tristes. El entorno es como de leyenda, y seguro que te quedas mirando más de un detalle con la boca abierta, incluyendo los patos y los gatos del río. Pero nuestro destino es el Albaicín. Lo suyo es que subas andando, por la Cuesta del Chapiz, por ejemplo, pero si lo ves muy cuesta arriba, con el bus estás arriba enseguida. En todo lo alto está el famoso mirador de San Nicolás, donde Clinton dijo aquello de la mejor puesta del Sol del mundo. Aunque exagerado, parte de razón tenía. Si llegas a tiempo del ocaso, merece la pena. Pero vamos a cenar. Y hay que hacerlo en un carmen, una casa típica del Albaicín -que, como sabrás, es Patrimonio de la Humanidad- con patio y huerto. Varios de estos cármenes se han convertido en restaurantes y la propuesta es tentadora: cenar en un jardín, entre velas, frente a la Alhambra. Si a ello añades que la comida tiene un nivel bastante alto y que no es nada caro, no puedes negarte. También me gustan todos, pero por recomendarte dos, El Carmen de las Tomasas y la Casa del Agua, cada uno a su estilo son bastante atractivos.
  5. No tengas prisa en cenar y disfruta del escenario, porque la última parada está muy cerquita. Nos vamos al Sacromonte, a una cueva, a ver flamenco si te gusta el flamenco o te llama la atención -porque es justo decir que el flamenco en vivo no tiene nada que ver con verlo por la tele-, pero si no quieres flamenco, a alguno de los bares de copas que hay por aquí. Toda la zona del Sacromonte es histórica y en ningún sitio verás nada parecido.

Contenidos relacionados

2 comentarios en «5 imprescindibles en Granada para un día»

  1. ¿La antigualla es un buen sitio de tapas? Todo grasiento y frito… y cenar en un carmen…pffff. La belleza de las vistas sólo será superada por la «clavada» que recibirán.

    Para tapas: La Borraja en el Realejo, todo muy rico y con una presentación insuperable. Si te gusta la buena música, Loop bar, tienda de vinilos y tapas ricas.
    Si queréis cenar en Albaizín, El Agua. Buenas vistas ybien precio. Reservad o no tendréis mesa. Y si queréis buenos restaurantes para cenar, un poco caro pero increíble: Las tinajas.

    Pd. Flamenco en las cuevas del sacromonte es algo totalmente turístico. No esperéis encontrar algo genuino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *