Visita la Plaza Roja de Moscú

Seguro que si os preguntan por Moscú, una de vuestras primeras respuestas sería la Plaza Roja. Pues sí, la Plaza Roja de Moscú debe estar siempre entre las primeras de nuestras recomendaciones a la hora de planificar una visita a la ciudad rusa. ¿Queréis saber por qué?.

Plaza Roja de Moscu


La Plaza Roja se creó a finales del siglo XV, bajo el reinado de Iván III, con el nombre de la Plaza de la Trinidad, ya que en ella se encontraba la Catedral de la Trinidad, que se situaba en el lugar que hoy ocupa la Catedral de San Basilio. Esta antigua plaza era el lugar de encuentro de los moscovitas, además de albergas los festivales, anuncios del gobierno y ejecuciones públicas.

En 1918 la plaza se convirtió en un cementerio comunista y patio de armas, para pasar a acoger en 1924 el Mausoleo de Lenin. Uno de los eventos más recordados en esta plaza tuvo lugar en 1945, cuando el ejército soviético desfiló para ir a la guerra contra los alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día la Plaza Roja de Moscú acoge al cabo del año un gran número de conciertos.

Además de los conciertos, en ella podemos ver la Catedral de San Basilio, posiblemente uno de los edificios más fotografiados del mundo, con sus cúpulas espirales de atractivos colores. Esta iglesia fue encargada por Iván el Terrible, para conmemorar una victoria militar contra los mongoles en 1522. Las nueve cúpulas espirales corresponden a nueve capillas, y representan las nueve victorias de los rusos sobre los mongoles en aquella guerra.

Cuenta la leyenda que Iván el Terrible le sacó los ojos al arquitecto de la catedral tras construirla, para que jamás pudiera construir nada más hermoso.

Otro de los bellísimos edificios que podíamos encontrar en la Plaza Roja era la Catedral de Kazán, destruida por los bolcheviques en las primeras décadas del siglo XX. En su lugar podían verse cafés y tiendas, hasta que en 1990 el gobierno ruso decidiera reconstruirla, para que todos la podamos contemplar hoy.

Si tenéis pensado viajar a Moscú, la Plaza Roja es una de las visitas imprescindibles a la ciudad. No dejéis de acercaros a ella, tanto de día, como en la espectacularidad de la noche. La verdad que os cautivará y os dejará estupefactos.

Foto Vía Marantzer

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *