Unas vacaciones de ensueño en la isla de Skye

Pensar en Gran Bretaña es sinónimo de neblina y qué mejor que verla en los agrestes paisajes de Escocia, en la isla más grande de las Hébridas Interiores, la isla de Skye, donde el horizonte evoca una historia de castillos y señores feudales, algunos de los cuales han permanecido como fantasmas, cuidando sus preciadas posesiones a través del tiempo y más allá de la muerte.

Castillo-Dunvegan

El Castillo de Dunvegan pertenece al famoso clan de los MacLeod, quienes han habitado y sido propietarios del mismo desde el siglo XIII de nuestra era. Representa una de las más importantes atracciones turísticas de la zona, donde no solamente es posible realizar un recorrido a través de su interior desde 1933, sino que ha sido habilitado como alojamiento para aquellos turistas que se atrevan a la aventura de pasar unas noches dentro de sus históricas paredes, además de poder comprar un recuerdo del lugar en alguna de sus tiendas.

A pesar de estar en ruinas, el castillo Duntulm es otro de los grandes atractivos de la región, quizás por la gran cantidad de historias de fantasmas que hay en relación con el, como el de Hugh MacDonald, quien estuvo encerrado en las mazmorras hasta que enloqueció y, finalmente, murió, del cual se se dice que aún se escuchan sus gritos, o la niñera de los McDonnell, quien al mostrar al hijo por la ventanilla del carruaje para despedir a su padre, se le soltó y cayó por el acantilado, la cual aún vaga entre los restos del castillo purgando su pesar.

Lo ideal es visitar la zona con gastos suficientes para degustar la comida escocesa en los mejores restaurantes de la región, así como alquilar un vehículo para poder disfrutar de todos los paisajes de la isla sin tener que apegarse a un horario y, de preferencia, ir con el tiempo suficiente para permanecer tanto como se desee, hasta satisfacer el espíritu  con la nostalgia y misticismo que se respira en las montañas y acantilados de la isla de Skye.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *