El museo Magritte, en Bruselas

Bruselas es un lugar precioso, en el que hay una amplia oferta cultural ideal para los amantes del arte, la historia y los museos. Precisamente de uno de ellos vamos a hablar en el blog de viajes. Se trata del Museo Magritte.

0 comentarios
adm834ha
lunes, 29 junio, 2009
3578096873_c6051c1650

René Magritte, que da nombre al museo, fue un artista, todo un genio que utilizaba su pintura y su arte como forma de expresar sus sentimientos y su mundo interior. Desde principios de este mes de junio, se ha podido  visitar la gran mayoría de sus cuadros  en el Museo Magritte, en Bruselas, donde se han reunido para que los visitantes puedan contemplar un arte en el que empiezan a sentirse las influencias de la vanguardia del siglo XX.

Los cuadros de Magritte reflejan su fuerte personalidad, su original visión de la realidad y de la vida, que se puede ver en su pintura. Este museo es sin duda una de las citas a las que no se puede faltar cuando se visita Bruselas. Está situado en un lugar privilegiado, a pocos  metros del Palacio Real, y está estimado que reciba alrededor de 650.000 visitas anuales.

Los materiales que se pueden contemplar allí van más allá de los cuadros. También hay fotografías, correspondencia, películas que rodó con sus amigos... repartidas en las tres plantas de esta exposición, que nos ayudan a hacernos una idea completa de lo que fue su vida y su arte. Cada una de las salas está centrada en una de las etapas del pintor.

magritte_il_figlio_delluomo_thumbnail

Desde la primera sala, en la que se ve que el estilo del pintor no estaba absolutamente consolidado y donde podemos encontrar El matrimonio de medianoche; pasando por la segunda, donde se aprecian los aires surrealistas en su obra; hasta llegar a la última etapa, donde se puede disfrutar de las obras maestras más conocidas de Magritte.

Contemplar El dominio de Arnheim, La búsqueda de la verdad o El imperio de la luz es una gran experiencia. Pero además, fuera del museo hay huellas que nos conducen al pasado, y nos ayudan a conocer mejor a este genio: la Academia (uno de los lugares que más le gustaban), la iglesia en la que se casó...

Una recomendación:  tómate algo en La Fleur en Papier Doré, un pequeño café en el que solía reunirse con algunos amigos.

Imagen

Imagen

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *