¿Existe el turismo rural de lujo en Albacete? Spoiler ¡sí!

Cuando hablamos de turismo rural normalmente se nos viene a la mente pequeños pueblos con encanto y alojamientos en plena naturaleza, en la gran mayoría de las veces, casas rurales con lo básico para pasar un fin de semana, aunque esto comienza a cambiar.

El turismo es un sector que está en continua evolución, ya que se va adaptando a la demanda inducida por la aparición de tendencias. El turismo de lujo es una de esas tendencias que vienen pisando fuerte, y es que cada vez son más los alojamientos que ofrecen habitaciones de lujo con todo lo que te puedas imaginar para unas vacaciones perfectas. Los nuevos segmentos de la población logran que el sector turístico necesite crear productos para perfiles de viajeros cada vez más diferentes, e inclusive más difíciles. Y es que el turismo rural de lujo ha venido para quedarse, de hecho, la hostelería sigue evolucionando hacia este concepto, pero siendo algo más flexible, es decir, no se deberá percibir un gasto excesivo. Es por ello que las Casas Rurales con piscina Alcalá del Júcar son un claro ejemplo de la mezcla entre rural y lujo. Se presta especial atención a los pequeños detalles, instalaciones de gran calidad similares a un resort con pista de pádel, barbacoa, embarcadero río Júcar, Spa e incluso un restaurante donde podrás degustar la cocina manchega.

Y es que organizar este tipo de escapada diferente y en un entorno único como Alcalá del Júcar, uno de los pueblos más pintorescos y espectaculares de Albacete. Y ya no tan solo por su estampa única, sino por el paisaje en el que está inmerso: la hoz del Júcar y unas casas excavadas en la montaña. Las Casa Rurales Albacete son ideales para viajar en familia o con amigos, pues además de estar totalmente equipadas con cocina completa y moderna, tienen unas vistas privilegiadas a Alcalá del Júcar. Aunque hay quienes prefieren una suite-apartamento a todo lujo que cuente con vistas de ensueño y un jacuzzi privado en la habitación para que vuestra escapada rural sea íntima y romántica.

Las nuevas generaciones de viajeros priorizan más la experiencia que le pueda dar un alojamiento rural, que el factor precio. El hecho de sentirse únicos y especiales les aporta individualidad, y les ayuda a mimetizarse mucho más con el entorno de Castilla La Mancha.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *