Crowne Plaza Jordan Dead Sea Resort & Spa, un hotel para descubrir Jordania

Jordania es un destino único que nos permite descubrir los secretos del desierto, el calor de Amán, conocer el monte Nebo o descubrir la oculta Petra, la famosa ciudad nabatea excavada completamente en la roca rosa y violeta típica de este mágico lugar.

El Reino hachemita de Jordania, sorprende al viajero por ser una nación moderna, dinámica, estable y totalmente segura. Desde el evocador desierto de Wadi Rum hasta el bullicioso centro de Amán, y desde las majestuosas ruinas de antiguas civilizaciones hasta el esplendor atemporal del Mar Muerto, Jordania se revela como un destino repleto de lugares imponentes y misteriosos, alojamientos de alto nivel, exquisita gastronomía e incontables actividades para inspirar, motivar y sorprender al turista.

Precisamente, si estamos pensamos realizar un viaje a Jordania y estamos buscando un hotel en el que poder descubrir este maravilloso Reino, así como disfrutar de las máximas comodidades, una de las mejores opciones que tenemos a nuestra disposición es la del nuevo Crowne Plaza Jordan Dead Sea Resort & Spa, que inaugura este mes el grupo hotelero IGH.

Situado en un lugar privilegiado a orillas del Mar Muerto, el punto más bajo de la tierra, este resort hará las delicias de aquellos turistas que busquen relax y bienestar, pudiendo disfrutar de su inmensa piscina, con 5.500 m3 llamada «The Lake» (El Lago), así como de la piscina infinity que parece fundirse con la playa. Además, el resort cuenta con el Thalgo Spa, de 6000 m2,  un lugar donde deleitarse con más de 30 salas de tratamientos y con  3 piscinas de hidroterapia interiores, una piscina de agua salada del Mar Muerto y un gimnasio. Por si esto no fuera suficiente, los huéspedes del resort podrán también disfrutar del espacio privado de playa más grande de Jordania, a 408 metros bajo el nivel del mar.

El Crowne Plaza Jordan Dead Sea Resort & Spa cuenta con 420 habitaciones, incluyendo las lujosas Suite Presidencial y Suite Real, y está situado a tan sólo media hora de la capital jordana, Amán, y a 45 minutos del aeropuerto Queen Alia International.

El resort destaca también por su gran oferta de restauración, con 8 restaurantes para todos los gustos, incluyendo el Burj Al Hamam que sirve platos tradicionales libaneses, un restaurante latinoamericano y el Aqua Pool Bar. Los huéspedes podrán pasearse por el Promenade, donde encontrarán un anfiteatro, un Kid’s Club (club para niños) y un café.

Con ininterrumpidas vistas hacia el mar, las instalaciones para eventos y convenciones incluyen el Obadas Ballroom, con capacidad para 600 personas, así como una sala de reuniones más pequeña, con capacidad para 50 personas.

Contenidos relacionados

No se ha encontrado ninguno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *