Cadaqués, la joya de la Costa Brava

La Costa Brava tiene muchos destinos muy interesantes que ofrecernos. Y si hay uno que destaca entre ellos, es sin duda Cadaqués. Se trata de un lugar que tiene fama de ser uno de los refugios de artistas y bohemios, y es que el arte se respira por todas sus calles.

223107927_a03e31a453

Llegar hasta Cadaqués supone tener que recorrer una más que sinuosa carretera, con muchas curvas. Sin embargo, recorrer esta carretera se ve recompensado por las excepcionales vistas que se pueden contemplar hasta llegar a Cadaqués. Poco a poco, atravesamos la montaña y nos vamos acercando a esta auténtica joya a orillas del Mediterráneo.

Una vez en el pueblo, lo mejor es dejar el coche y empezar a recorrerlo a pie. Disfrutar de sus rincones y de las calles empinadas es la mejor forma de disfrutar del espíritu que se respira en todos los rincones: tranquilidad, bohemia y unos paisajes impresionantes. En las calles podemos encontrar rincones que solo nos ofrece un lugar como este: estrechas calles que van a parar al mar, rocas en las que se baña la gente… Sin duda, los amantes de la fotografía disfrutarán muchísimo en un entorno como este.

Además, Cadaqués guarda un pasado realmente excepcional: fue refugio de Salvador Dalí, uno de los más grandes genios del siglo pasado. En Cadaqués se pude visitar la casa de Dalí, descubrir dónde vivía, el taller en el que pintaba… Y no solo eso: también se pueden dar paseos en la barca en la que Dalí y Gala salían a pasear.

El faro es otro de los puntos que merece la pena conocer. Eso sí, para llegar hasta allí, de nuevo nos espera un camino un tanto sinuoso. Y tan solo unos kilómetros más allá, después de recorrer unas cuantas curvas más, el Cabo de Creus nos espera con toda su grandeza y unos paisajes impresionantes.

Imagen de Asier Sarasua sujeta a Creative Commons

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *