Alojamientos que un día fueron estaciones de tren

Seguro que a muchos de nosotros nos entra nostalgia cuando recordamos las antiguas estaciones de tren. Durante los siglos 18, 19 y buena parte del 20, el ferrocarril tuvo una importancia vital para el desarrollo de la industria, las ciudades, siendo el principal medio de comunicación y de transporte de la humanidad. Esta función no la ha perdido, pero sí que se ha actualizado a los nuevos tiempos, de manera que lo que se impone ahora es la alta velocidad.

estacion-tren

Muchas pequeñas estaciones han quedado abandonadas sin uso. Lejos quedan los tiempos en los que la llegada del tren a las estaciones se convertía en todo un acontecimiento para las ciudades y los pueblos. En ellas se encontraban las parejas y por ellas marchaban algunas lágrimas y las promesas de volver algún día. Junto con las plazas y las iglesias, estas estaciones de trenes eran el otro punto de reunión de la gente.

Actualmente, muchas de estas estaciones han quedado sin uso y, en muchos casos, abandonadas. El paso del tiempo es evidente en ellas, a pesar de que en algunos casos eran edificios con gran encanto. Por fortuna, cada vez son más las estaciones de pueblos que se han convertido en alojamientos de todo tipo: hoteles con encanto, casas rurales, albergues… Además de ofrecer una escusa perfecta para realizar una escapada a entornos rurales en los que desconectar de la rutina, nos permiten descubrir la belleza de estos edificios que un día formaron parte de una estación ferroviaria.

Hemos querido echar un vistazo a alguno de los alojamientos más especiales de este tipo que podemos encontrar por la geografía española:

– Hotel La Parada del Compte (Teruel)

Hotel-La-Parada-del-Compte

Este encantador hotel de cuatro estrellas se encuentra ubicado en una antigua estación de ferrocarril de los años cuarenta, dentro de una finca de dos hectáreas. Se encuentra situado en un entorno privilegiado, al noroeste de la provincia de Teruel, a 80 kilómetros del delta del Ebro y la costa mediterránea.

El edificio se ha rehabilitado por completo, de un modo atrevido y vanguardista, fusionando lo industrial y contemporáneo en las zonas comunes. Por su parte, las habitaciones cuentan con un diseño que transporta al viajero a otros lugares, a otros mundos… todo un deleite para los sentidos.

Además de disfrutar del silencio y la calma bajo intensos cielos y noches repletas de estrellas, el hotel nos propone numerosas actividades como paseos por la ribera del Matarraña, rutas en todo terreno a la Reserva Nacional de Caza de los Puertos de Beceite, conocer los restos de dinosaurios en Peñarroya de Testavins o visitar los conjuntos históricos de la Fresneda, Valderrobres, Calaceite, Peñarroya de Tastavins, Morella y Alcañiz.

– Hotel l’Estació (Bocairent, Valencia)

Hotel-lEstacio-Bocairent

Este peculiar hotel se encuentra situado en lo que fue la antigua estación de tren de la localidad, en medio de un idílico parque lleno de árboles. Cuenta con trece acogedoras habitaciones equipadas con todo lujo de detalles. Tampoco falta una tranquila cafetería de techos altos, una sala de estar con chimenea, un maravilloso patio interior en el que disfrutar de la lectura o la charla, un restaurante con terraza acristalada y especializado en carne a la piedra, un jardín con palmeras y una piscina exterior.

Un antiguo vagón en el jardín nos recordará los orígenes de este hotel, que se encuentra ubicado frente al casco antiguo de Bocairent. Otra actividad que podemos realizar son catas de vinos. A destacar también el trato cercano, profesional y casi familiar que ofrece su personal.

– La Estación del Río Lobos (Burgos)

La-Estacion-del-Rio-Lobos

El tren dejó pasar por la localidad burgalesa de Hontoria del Pinar (Burgos) en los años 80, y tras unos años de abandono, se puso en marcha el proyecto para recuperar las instalaciones y convertirlas en un Albergue y una casa rural.

Por un lado, la casa rural se sitúa en el edificio que un día fue el baño de los viajeros. Después de la reforma, ha quedado un coqueto duplex de dos alturas y unos 33 metros cuadrados en total. Es perfecta para alquilarla un fin de semana.

Por su parte, el albergue, con una capacidad para 24 personas, ocupa el edificio principal de la Estación. Cuenta con cocina, sala de usos múltiples, dos zonas de baño y cuatro habitaciones con literas.

Es un lugar idóneo para grupos numerosos, viajes de incentivos, turismo en familia o campamentos bilingües.

– Hotel La Antigua Estación (Villamartín, Cádiz)

Hotel-La-Antigua-Estacion

Aunque nunca llegó a funcionar la línea de tren que uniría Arcos de la Frontera con Málaga, se construyeron varias estaciones, puentes y túneles. Actualmente, se ha recuperado parte de está linea («vía verde»), de manera que ofrece un recorrido turístico y paisajístico de unos 50 kilómetros, que se puede realizar a pie, en bicicleta, a caballo, etc…

Una de las estaciones se ha convertido en un acogedor hotel. Manteniendo el encanto del edificio original de la estación, se ha ampliado y acondicionado, además de equiparlo con todas las comodidades, incluyendo habitaciones amplias con mobiliario singular y unos salones y comedores de estilo andaluz.

Los huéspedes pueden disfrutar de un entorno natural de gran belleza y una amplia oferta de ocio y servicios: alquiler de canoas, piscina, un aeródromo en el que se nos ofrece la posibilidad de sobrevolar la Sierra de Cádiz en un biplaza.

– Casa Rural El Apeadero (Velilla de San Esteban, Soria)

Casa Rural El Apeadero

La estación del tren de la antigua línea Valladolid-Ariza ha sido rehabilitada como casa rural. La casa se encuentra en un entorno natural privilegiado, una zona salpicada de castillos y donde nacen algunos de los mejores vinos de la Ribera del Duero.

La casa, de alquiler completo, cuenta con cuatro habitaciones con baño individual cocina equipada y amplio salón-comedor. Además de calefacción en todas las estancias, en el salón hay una estufa de leña. En el exterior encontramos una zona ajardinada, con hierba natural y árboles centenarios. Tampoco falta la barbacoa y zona de aparcamiento.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *