Vive la Semana Santa en Portugal

Braga-Semana-Santa

Ya estamos metidos de lleno en la Semana Santa, una festividad que se vive con gran fervor religioso, respeto y gran tradición en España. Por toda la geografía nacional se celebran misas, actos multitudinarios y, sobre todo, las procesiones, maravillosas y estremecedoras, que se convierten en el acontecimiento más importante de la Semana Santa. De hecho, en muchos casos esta celebración se ha convertido en un gran reclamo turístico, que atrae miles de turistas. Hace unos días os ofrecíamos una selección de los mejores destinos para disfrutar de las procesiones más importantes de nuestro país, pero hoy queremos acercarnos a la Semana Santa portuguesa, que se celebra también con gran emoción y es también muy rica en tradiciones.

Esta fecha religiosa cuenta con una gran tradición en nuestro país vecino. Además, combina la riqueza de sus raíces de distintas culturas con los rituales propios creados con el paso del tiempo, cuyos verdaderos pilares son la unión de la familia, los amigos y la comunidad. Para terminar con el ayuno de Cuaresma, ofrece también productos y platos gastronómicos de gran arraigo como son el guiso de cordero y las arrufadas.

La ciudad que vive con más pasión la Pascua y cuenta con fiestas más importantes es Braga. En ella destacada la «Procesión del Ecce Homo», una de las más conocidas del país, que es dirigida por los «Farricocos» e iluminada con gran mimo con hogueras que se reparten por las calles, en la noche del Viernes Santo.

Obidos-Semana-Santa

En la villa medieval de Óbidos el Castillo es testigo de la peculiar Semana Santa. Un gran número de procesiones que se celebran por sus calles, destacando la procesión «Senhor Jesus dos Passos» y el solemne «Enterro do Senhor», que se celebra a la luz de las antorchas.

Si nos dirigimos más al sur, una cita imprescindible es Castelo da Vide, un pequeño pueblo del Alentejo, con una ciudadela medieval de gran belleza repleta de edificios históricos que reflejan la importancia que esta localidad tuvo en el pasado. Fue también un gran asentamiento judío, lo que se ha reflejado también en la celebración de su Semana Santa. Una de ellas tiene lugar el Sábado Santo y recuerda a la celebración judía del Yom Kipur, ya que los pastores invaden con sus rebaños el centro del pueblo para ser bendecidos, y en la Vigilia Pascual la gente se acerca en secreto a pedir perdón por sus faltas. La misa finaliza a ritmo de cencerros y campanadas acompañando el Cortejo del Aleluya.

Castilo-da-Vide

Este año en especial, no podemos dejar de visitar Guimaraes, que junto con la ciudad eslovena de Maribor, ha sido declarada Capital Europea de la Cultura. Su centro histórico de gran belleza es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Una oferta cultural de gran valor, que crece aún más durante la Semana Santa.

En definitiva, si buscamos descubrir una Semana Santa distinta, pero a la vez con bastantes puntos de unión con la española, Portugal puede ser una gran opción, permitiendo también, al mismo tiempo disfrutar de la gran belleza que ofrece el país luso.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *