Visitas imprescindibles en Hamburgo

Uno de los mejores recuerdos que tengo de mi viaje a Hamburgo es el maravilloso barrio de Sant Pauli, lugar donde se halla la bellísima iglesia del mismo nombre, o el soberbio edificio del Ayuntamiento. Sin embargo, Hamburgo tiene muchos otros atractivos, y hoy os los queremos enseñar.

0 comentarios
adm834ha
viernes, 30 abril, 2010
Hamburgo

Nuestra visita a Hambrugo podemos comenzarla en el barrio de Fishmarkts, uno de los más antiguos de la ciudad. Situado junto al río Elba, hace algunos años celebró precisamente su 300 aniversario.

De lo mejor de este barrio es el mercado que se celebra desde 1934, de más de un kilómetro de longitud. La gente de Hamburgo viene hasta aquí para comprar pescado, verduras, frutas, recuerdos, artesanía, de todo un poco, vaya.

Desde aquí podemos dirigirnos hasta Reeperbahn, una calle muy cercana al barrio anterior. Es un lugar muy animado, ya desde el siglo XIX, con artistas callejeros, tiendas, bares, cafeterías y terrazas, además de algunos museos, restaurantes, teatros y hoteles. Es el centro artístico, social y cultural de Hamburgo.

Como curiosidad os diremos que fue aquí precisamente, en Reeperbahn, donde los Beatles comenzaron a adquirir su fama mundial. En 1962 tocaron en el Star Club, y poco después ya eran conocidos en medio mundo. Si Fishmarkt es ideal para pasar el día, la Reeperbahn es fantástica para vivir la noche en Hamburgo.

Sin embargo, para nuestro gusto, el puerto de Hamburgo es la parte más bonita de la ciudad. Con sus barcos amarrados en el muelle del río Elba, sus parques, sus casas pintorescas asomadas al rostro del río... Si lo queréis recorrer os recomendamos empezar el paseo en la estación de Baumwall, y de allí ir hasta el Banco Steinhoft. También podéis ver en el puerto de Hamburgo la preciosa Iglesia de San Miguel.

No olvidaros de visitar la antigua casa de Krameramtswohnungen, uno de los museos más curiosos de la ciudad. Y por último, como os decíamos antes, la Iglesia de San Miguel, una de las iglesias luteranas más bonitas de Alemania. Fue construida en 1661, aunque se incendió terriblemente en 1750.

Un año después se pudo restaurar, pero se debió reconstruir tras los bombardeos sufridos durante la Segunda Guerra Mundial. Desgraciadamente aquellos bombardeos destruyeron completamente lo que hasta entonces era el órgano de tubo más grande del mundo. Como véis Hamburgo es una ciudad muy atractiva, divertida y con grandes encantos. No os arrepentiréis de visitarle en absoluto.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *