Visita el Castillo de Neuschwanstein en Alemania

Aún guardo en la memoria el recuerdo fresco de aquella primera vez en la que abrí los ojos y pude contemplar el Castillo de Neuschwanstein en Alemania. Todo lo que me habían comentado de él quedó en nada ante la magia del momento.

1 comentario
adm834ha
martes, 1 junio, 2010
castillo Neuschwanstein

El Castillo de Neuschwanstein es el castillo más admirado y visitado de Europa. La pintoresca vista que se tiene de este castillo de cuento de hadas situado en la cima de una montaña y rodeado de ellas resulta fascinante.

Este castillo fue construido por Ludwig II, aunque sólo una tercera parte del mismo estaba construido a la muerte del monarca en 1886. Siete semanas después de su muerte se abrió al público como museo.

El rey Ludwig II accedió al trono de Baviera en 1864 con apenas 18 años. Tres años más tarde iba a contraer matrimonio, pero su boda fue finalmente cancelada. En 1866 Baviera pasó a formar parte de una Alemania que en ese momento estaba unida a Prusia, por lo que Ludwig apenas fue un pequeño títere en manos prusianas.

En 1886 Ludwig fue declarado un demente por el gobierno y fue encarcelado. Ese mismo año moriría en extrañas circunstancias, ahogado en el Lago Starnberg, un lago de aguas poco profundas, junto al médico que lo había declarado demente.

Pasando ahora a visitar el Castillo de Neuschwanstein hay que decir que los cisnes llenan todas las estancias en forma de picaportes de las habitaciones. La habitación del rey Ludwig II se parece casi a una capilla gótica. Al lado de la habitación tiene un pequeño refectorio donde el monarca hacía sus oraciones, con cuadros y una gran cruz de marfil.

La decoración de todo el castillo está casi íntegramente dedicada al compositor Richard Wagner. Cada habitación representa la escena de una de sus óperas. Precisamente el dormitorio del rey está salpicado de escenas de la ópera Tristán e Isolda, con historias de su amor dibujadas en las paredes.

El Castillo de Neuschwanstein se halla en la cima de una montaña escarpada. Para hacer la visita debéis comprar vuestras entradas en la pequeña ciudad de Fussen que hay a los pies del castillo. La visita guiada dura una hora y media. Eso sí, tendréis que esperar para poder entrar, porque siempre está lleno de turistas.

En verano hasta seis mil personas pueden visitarlo al día, así que imaginaros la cola que quizás debáis esperar. Así que resulta imprescindible comprar las entradas nada más llegar, no dejarlo para el final. Para llegar al castillo se toma un autobús que vale un euro por persona, o bien podéis ir en un coche tirado por caballos al precio de 4 euros por persona. También se puede ir andando hasta el camino, aunque el camino es empinado y se tarda una media hora.

Contenidos relacionados

Un comentario en «Visita el Castillo de Neuschwanstein en Alemania»

  1. Karin dice:

    Es el deseo de toda mi vida irlo a visitar, esporo lograrlo, amo Alemania, Karin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *