Viaje por la Ruta 66

Viaje por la Ruta 66

La Ruta 66, conocida también por los nombres de U.S. 66, U.S. Route 66, The Main Street of America, The Mother Road o Will Rogers Highway, ha formado parte, durante toda su historia, de la Red de Carreteras Federales de Estados Unidos. Originariamente iba desde Chicago (Illinois), pasando por Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California, y terminaba en Los Ángeles. Hoy día, esta ruta te permite recorrer todo Estados Unidos de costa a costa.

En sus orígenes, la Ruta 66 fue el principal itinerario de los emigrantes que iban a la zona oeste del país y mantuvo la economía de las zonas de las carreteras que estaban en su camino. Esta ruta ha tenido que hacer frente a miles de avatares, por ejemplo, fue retirada de la Red de Carreteras de Estados Unidos en 1985 porque dejó de considerarse como una carretera de extrema importancia y fue reemplazada por la Red de Autopistas Interestatales de Estados Unidos. Hoy día, vuelve a aparecer en los mapas de carreteras y ha sido señalizada con carteles, como el que veís en la fotografía, dándole así la importarcia que merece y devolviéndole el valor que tenía en sus inicios.

En la actualidad, son muchos los turistas que recorren la Ruta 66 para conocer el país de un extremo a otro, disfrutar de sus gentes y trasportarse por las viejas carreteras y el asfalto americano. Es un destino que sirve a sus viajeros como terapia, búsqueda de ellos mismos y reflexión interior.

En todos los tramos de la Ruta 66, podeís alojaros en los moteles de carretera típicos de cada zona y pararos en los viejos cafés y gasolineras características. A lo largo del trayecto, recorrereís las vías modernas, pero encontrareís letreros que os informarán de las carreteras que pertenecieron a la vieja Ruta 66. A partir de éstos, os desviareís a la ruta histórica en la que revivireís, de manera nostálgica, el itinerario más antiguo de Estados Unidos.

Lo único de debeís tener en cuenta es que no hay muchos monumentos que visitar en esta mítica ruta. Tan sólo en Chicago existen edificios de valor arquitectónico y en el plano histórico, no hay nada más que los símbolos nacionales típicos, como por ejemplo, El Cadillac Runch de Texas, el tiovivo del film «El Golpe» de Santa Mónica o la habitación en la que Clark Gable y Carole Lombard vivieron su luna de miel allá por el año 1941 en Oatman.

Lo más característico de esta ruta fueron los viejos bares de carretera, muchos de ellos convertidos hoy en mitos históricos. Son muy pocos los que se conservan en nuestros días, algunos de éstos están señalizados en las guías de viajes, pero se han convertido en simples ruinas en el camino.

Sí se conservan algunos de los más importantes hoteles de originaria Ruta 66, como el Rancho situado en Gallup o el Montevista en Fragstaff. Toda la Ruta os remontará a la época del oeste e incluso vosotros mismos os vereís como uno de los protagonistas principales de las películas del lejano «western», mientras discurrís por sus carreteras y quizás, cuando piseís estos lugares, recordareís a todas aquellas personas que han evocado la ruta durante todas sus vidas.

Es imposible recorrer la Ruta original hoy, pero sí podeís visitar muchos de los lugares históricos que le dieron forma. Además, su tirón turístico ha hecho que haya aumentado el número de personas que, por ellos mismos, eligen estas carreteras como su destino en vacaciones y ha desembocado en la reapertura de viejos moteles y bares que se presentan con los antiguos carteles de neones de la época de los años 60.

No dudeís hacer esta ruta alguna vez en vuestra vida ya que os permitirá encontraros a vosotros mismos, hacer un recorrido cuan peregrino por toda la costa de Estados Unidos, conocer un montón de ciudades, tratar con sus gentes y descubrir una cultura distinta. Sin duda, será un viaje que jamás podreís olvidar.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *