Viajar a París y al Sena

Viajar Paris | Roma

Viajar a París, ciudad del romanticismo por excelencia, es también una de las ciudades francesas más visitadas de Europa. En la capital de Francia podrás disfrutar de un viaje cultural en el que conocerás la historia, el arte y la personalidad de una localidad en la que predomina una arquitectura de impresionante calidad y un atractivo permanente. Además, vivirás el típico viaje romántico a orillas del Sena. Una ciudad perfecta para visitar con amigos o con tu pareja.

Ya en la época de los romanos, París era un poblado de pequeñas dimensiones situado en la Isla de la Cité, en él habitaba la tribu de los parisi. Poco a poco este diminuto poblado fue expandiéndose hacia Lutecia. Durante la época de los romanos, no consiguió tener un gran papel políticamente hablando, pero sí fue el centro de los francos. Este poblado siguió expandiéndose de manera imparable durante toda la Edad Media.

Culturalmente, París comenzó a adquirir la importancia que merecía con la creación de la Universidad de la Sarbona y gracias a los monarcas borbónicos, la ciudad fue creciendo hasta llegar a la época revolucionaria del siglo XVIII, época en la que se produjeron algunos de los escenarios más trágicos de su historia. Con Napoleón, el crecimiento de la ciudad avanzaba rápidamente hasta erigirse como una gran urbe y una de las capitales más importantes del mundo.

París es hoy lo que es, en parte, gracias al barón Haussmann. Éste se encargó de transformar los viejos barrios de París en centros modernos, dando lugar a una ciudad geométrica, moderna y cosmopolita con gran influencia romana. Ya en el siglo XX, logró convertirse en la "cuna del arte", sobre todo en el campo de la pintura, que llega hasta nuestros días con la celebración de grandes exposiciones en el Centro Pompidou o la pirámide del Louvre.

En París hay montones de monumentos que visitar, la gran mayoría conocidos ya por todos nosotros. El primero de ellos, la Torre Eiffel. Creada en 1889 e icono de la localidad, desde ella podrás observar las maravillosas vistas de la ciudad. Notre Dame, la catedral parisina más importante cuya construcción duró casi dos siglos. El Museo del Louvre y su ya conocida Pirámide de cristal, es uno de los museos más destacados del mundo y en él podrás ver el famoso cuadro de Leonardo da Vinci: «La Gioconda».

Además, debes visitar El Sagrado Corazón, el Arco del Triunfo, el Museo d’Orsay y el Centro Pompidou. El Palacio de Versalles es una visita obligada cuando acudes a París. Aunque no está situado en la misma ciudad, su situación está a una distancia que permite a los visitantes acudir al Palacio sin dificultades. Con una gran historia, El Palacio de Versalles permite disfrutar de magníficos museos y restaurantes. No olvides pasear por sus magestuosos jardines quedarás impresionado.

Por último, debes acudir a la Plaza de la Concordia, situada al oeste de Las Tullerías, es el inicio de los Campos Eliseos. En ella, podrás observar uno de los monumentos más antiguos del mundo: El Obelisco Egipcio. Con más de cuatro mil años de antiguedad, en el verás que sus detalles están prácticamente intactos.
Si tienes tiempo, acude también a la Conciergeri y la Sainte Chapelle que es una joya arquitectónica de siglo XIII y de estilo gótico. No te vayas de París sin hacer un recorrido por el R ío Sena, aprovecha a hacerlo por la noche y concerás la ciudad desde otro punto de vista. Harás un recorrido precioso e inolvidable.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *