Viajar en Autocaravana

Viajar en autocaravana

Viajar en autocaravana o autocaravaning no es una afición pasajera ,sino una buena alternativa para tus viajes que se debe tener muy en cuenta. Los primeros furgones para este tipo de salidas comenzaron a estar disponibles para los conductores a partir de los años 50 y desde entonces los amantes de las autocaravanas han aumentado de forma notoria. Desde Cosas de Viajes te proponemos algunos consejos y lugares en los que puedes dar rienda suelta a tu afición de viajar en autocaravana.

Conducir un vehículo de estas características no es muy distinto a ponerse al volante de otro turismo cualquiera. Está compuesto de un chasis de furgón sobre el que se sitúa el llamado caparazón que sostiene la vivienda construida generalmente con materiales de metal o madera. Viajar en autocaravana no tiene porque hacerse pesado puesto que, en la actualidad se pueden alcanzar velocidades próximas a los 120 kilómetros por hora con un consumo de unos 10 litros de combustible por cada 100 Km, algo más que suficiente para realizar el trayecto a buen ritmo .

El autocaravaning es la alternativa ideal si el sitio al que vamos está perfectamente preparado para albergar una gran cantidad de viajeros, como por ejemplo estaciones de esquí o campings, donde no es necesario llevar demasiado equipaje. La mayoría de los campings cuentan con conexiones a la red eléctrica para autocaravanas. Este vehículo otorga al viajero una libertad de movimientos difícil de encontrar en otros medios de locomoción.

A la hora de viajar en autocaravana debemos tener en cuenta tres conceptos que pueden parecer similares, pero que en la práctica resultan muy distintos. El estacionamiento está permitido en toda Europa, excepto en algunas ciudades con elevado número de turistas como Paris, en las que hay zonas especialmente habilitadas para estos vehículos- vivienda.

La pernocta (pasar la noche en el interior de la autocaravana) tiene distinta regulación según el país en el que nos encontremos. En España no existen las infraestructuras necesarias para permitir la pernocta, por lo que no es posible llevarla a cabo legalmente. Por último en relación a la acampada no hay una distinción clara entre la normativa de estacionamiento y acampada, por lo que a esta última se le aplican las normas de acampada itinerante propias de cada Comunidad Autónoma.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *