Qué Ver en Budapest

Budapest, la capital de Hungría es uno de los destinos turísticos más interesantes de Europa. Su combinación de lo antiguo y lo moderno, su imponente capital arquitectónico y sus preciosos paisajes la convierten en el destino ideal para pasar unas inolvidables vacaciones. A continuación, os ofrecemos algunos de los sitios más interesantes que ver en Budapest.

0 comentarios
adm834ha
lunes, 29 octubre, 2007
Qué Ver en Budapest | Turismo

Budapest, la llamada Perla del Danubio, es miembro de la Organización de las Ciudades del Patrimonio Mundial. El Parlamento de Hungría es uno de sus edificios más emblemáticos que podremos ver en Budapest Construido en 1904 por el arquitecto Imre Steindl, su estilo es neogótico y contiene la Corona de los Reyes húngaros dentro del Salón de la Cúpula. Es el centro de la vida política del país y en su interior alberga impresionantes estancias decoradas con mármol y oro.

La Basílica de San Esteban es la más grande de Budapest con una cúpula que puede verse desde cualquier punto de la ciudad. En su interior se encuentra la Sagrada Diestra, el brazo momificado del primer Rey húngaro que da nombre a la iglesia, y las estatuas de Alajos Stróbj.

Dentro de El Museo Nacional Húngaro se encuentran la más extensa colección de obras de Arte de Hungría. Situado en la Gran Avenida de Budapest, durante la celebración de la fiesta nacional húngara se convierte en el centro de celebración más importante, pues contiene importantes objetos, documentos y obras claves en la historia del país desde su fundación hasta la época actual.

La capital húngara también cuenta con una importante cantidad de balnearios y centros de relax, ideales para aquellos que buscan pasar unas tranquilas vacaciones. El balneario Gellert, conocido por sus termas ya en el Siglo XIII, conserva intactas sus instalaciones modernistas y es uno de los sitios que no puedes dejar de ver en Budapest.

Estas son sólo algunas de las cosas que ver en Budapest, belleza arquitectónica, historia y relax. Viajar a ella es trasladarse a una época mística. Quizá sea un buen momento para dejarnos llevar por el el embrujo de la impresionante ciudad del Danubio.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *