Un hotel de Ecuador en el interior de un cráter

Nos gusta descubriros de vez en cuando destinos que se salen de lo convencional y que nos permiten disfrutar de experiencias diferentes a lo habitual. Así, en otras ocasiones hemos echo las maletas y nos hemos desplazado a muchos metros de altura para descubrir los mejores alojamientos para disfrutar de las montañas y la nieve. También hemos decidido emular a Julio Verne e introducirnos en el interior de la tierra para conocer la habitación de hotel más profunda del mundo en el Sala Silver Mine. Y es que por todo el mundo podemos encontrar propuestas de lo más extrañas y originales.

Las nombradas son sólo algunas de las propuestas sorprendentes que podemos encontrar por todo el mundo. Pero queremos seguir investigando destinos diferentes, por lo que hoy viajamos hasta Ecuador para conocer un hotel situado ni más ni menos que en el interior de un volcán, el Pululahua.

Este cráter volcánico se encuentra situado a menos de 20 kilómetros de la capital del país, Quito, y lleva «dormido» más de 2.500 años. A lo largo de los siglos en el volcán se fue formando una llanura que sirvió de asentamiento a sus primeros habitantes. La belleza y lo singular del entorno convierte al hotel El Cráter en uno de los más espectaculares y sorprendentes del mundo. No sólo nos permite disfrutar de sus habitaciones de unas vistas excepcionales al cráter Pululahua y a la Mitad del Mundo, sino que ofrece a sus huéspedes todo lujo de comodidades.

El hotel cuenta con 8 suites de lujo y 4 habitaciones estándar, con un diseño étnico minimalista. No menos especial resulta la fachada con piedra vista tallada a mano. En sus instalaciones encontramos también un spa y un restaurante con 4 salas cada una con un ambiente y vista diferente del entorno que varía en función de la hora del día. Los turistas pueden disfrutar deliciosos platos tanto de la comida típica nacional como internacional.

Asimismo, podemos optar por dirigirnos hasta el interior del cráter tanto a pie como a caballo, en una ruta que nos quedará en el recuerdo para siempre. Además, en esta zona se encuentra también una enorme reserva geobotánica en la que se pueden admirar 21 especies animales y 53 tipos de plantas.

Sin duda, una propuesta de lo más atractiva para cualquiera que se viaje hasta Ecuador. Un lugar especial que atrapa hasta al viajero más exigente.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *