Turismo en Sevilla

Turismo en Sevilla

Si algo caracteriza el Turismo en Sevilla es el sin fin de culturas que históricamente han pasado por esta ciudad andaluza, donde queda patente una gran influencia árabe. Por ello, posee un patrimonio cultural, monumental y artístico de enorme calado. Si este verano deseas hacer turismo cultural no dudes en visitar Sevilla, no te arrepentirás.

Debido a los oscuros orígenes de la ciudad de Sevilla han surgido numerosas legendas. Una de ellas es la que atribuye a Hércules la fundación de la localidad. Es interesante, si se desea conocer el verdadero origen de Sevilla, acudir al Museo Arqueológico. En él se podrán observar los vestigios de los pueblos colindantes, la representación de sus dioses y el Tesoro del Carambolo, un ejemplo de la influencia oriental de los pueblos primitivos de Sevilla.

Si nos centramos en el turismo cultural. Sevilla posee numerosos edificios históricos, parques y plazas impresionantes. Uno de los lugares más bellos de Sevilla es el Alcázar, el palacio real habitado más antiguo de Europa y considerado Patrimonio de la Humanidad desde 1988. Los amantes de la historia pueden visitar el Archivo de Indias, importante no sólo por la función que realiza y por el mobiliario que posee, sino porque custodia un gran patrimonio documental.

La naturaleza está presente también en Sevilla. El Parque María Luisa, es un jardín frondoso con todo tipo de especies vegetales y de inmensas dimensiones. A través de él se llega a La Plaza de España, realizada en 1929 y hecha de ladrillo y cerámica, en ella hay 48 bancos dedicados a las provincias españolas.
La raza y la tauromaquia es algo que caracteriza a todas las ciudades andaluzas, pero en Sevilla se puede visitar una de las más importantes plazas de toros: LaMaestranza, que incluye también un museo dedicado al mundo de toreo.

Ya en el centro de Sevilla, es de obligada visita la Catedral y la Giralda. La Catedral posee el título de Magna Hispalensis desde que se creó y es Patrimonio de la Humanidad desde 1987. Su imagen es resultado de las diferentes ampliaciones y modificaciones que ha sufrido históricamente. Fue el solar en el que se creó la Mezquita Mayor de los almohades. Actualmente, los únicos restos de aquella mezquita son el Palacio de los Naranjos y la Giralda, desde donde se puede disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

No hay que olvidarse de la Torre del Oro situada a la orilla del Guadalquivir. Para aquellos más debotos también hay un espacio en Sevilla. Es necesario visitar las ya conocidas Basílica de la Macarena o la Basílica del Gran Poder, pero hay más de veinte edificios religiosos que recorrer realizados en una arquitectura exquisita.

Haz también una pequeña exploración al Palacio de las Dueñas. Sólo es posible visitarlo en determinadas épocas del año. Pertenece a los Duques de Alba y es la residencia más frecuentada por la Duquesa de Alba.

No te vayas de Sevilla sin dar un largo paseo a orillas del río Guadalquivir y sin disfrutar de los bares y las tapas típicas de esta ciudad andaluza. Este es sólo un pequeño esbozo de lo que puedes visitar en una de las ciudades más especiales de Andalucía. Pero hay mucho más patrimonio cultural en ella. Si deseas conocer todos y cada uno de los monumentos, iglesias, plazas y parques que están insertos en Sevilla.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *