Turismo y Playas de Santander

Playas de Santander | Cantabria

Muchos de nosotros acudimos a Santander en verano para disfrutar de sus playas y para relajarnos del estrés que nos ha deparado el año, pero puede que desconozcamos que la ciudad, además de ser un destino playero por naturaleza, cuenta con una historia importante. Esta localidad cántabra tiene una enorme tradición marinera, comercial y turística que no debemos desaprovechar.

El nacimiento de Santander podría situarse en la fundación del Portus Victorae por parte de los romanos, pero el desarrollo verdadero de la ciudad llegó en el siglo XI, fecha en la que Santander comenzó a crecer como villa. Siete siglos después, la localidad se convirtió en un puerto marítimo clave para las rutas entre Castilla y colonias americanas. A partir del Siglo XIX, Santander se convirtió en lo que hoy conocemos: uno de los lugares turísticos preferidos de españoles y extranjeros.

Si te preguntas qué es lo que puedes visitar allí, además de sus impresionantes playas. Aquí te proponemos algunos lugares históricos de la capital de Cantabria. Puedes empezar por El Paseo de Pereda. Un bulevar característico por sus miradores y sus inmensos jardines, tremendamente bello porque separa la costa del casco antiguo de la ciudad. Cerca de allí, encontrarás la Catedral, data del Siglo XIII y en su interior podrás visitar la cripta de El Cristo, en ella se descrubrieron restos arqueológicos de la época romana. Frente a la Catedral, está situada la Plaza Porticada, de estilo neoherreriano y donde se encuentran la gran mayoría de los edificios públicos de la localidad. Un lugar destacado es la Casa-Museo de Menéndez Pelayo declarada Conjunto Histórico-Artístico.

No dejes de visitar el Palacete del Embarcadero, desde allí disfrutarás de unas magníficas vistas de la bahía y de los distintos puertos de la ciudad. Desde este lugar, observarás edificios burgueses y culturales como el Palacio de Festivales, el Museo de Prehistoria y Arqueología y el Museo Marítimo del Cantábrico.
Aquellos que disfruteis con la naturaleza, encontrareís en Santander un sin fin de parques naturales como: Los Parques Naturales de Oyambre, Peña Cabarga, Saja-Besaya y, el más importante, El Parque Nacional de Picos de Europa. A su vez, podreís visitar El Parque de la Naturaleza de Cabárceno en el que, además de especies vegetales, conviven especies animales en semilibertad.

Por último, las playas. Impresionantes y hermosas podeís acudir a la Playa de los Peligros, la Playa de la Magdalena y la Playa de los Biquinis. Sin olvidar la más importante: La Playa del Sardinero, donde paseareís por uno de los mejores paseos marítimos de España.

Así, Santander se dibuja como una ciudad cosmopolita en la que se funden playa y montaña. Una localidad en la que se puede disfrutar de naturaleza y ocio. Santander es perfecta para combinar relax con el turismo cultural e histórico.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *