Turismo en Jordania

petra-jordania.jpg

Licencia de Creative Commons de Reconocimiento / Autor: Taras Kalapun

La historia de la tierra que más tarde pasará a convertirse en Jordania nace unos 2.000 años antes del nacimiento de Cristo. Es por su gran antigüedad y por la multitud de pueblos que han pasado por esta zona de Asia, desde los amoritas hasta los griegos o los romanos, pasando por los israelitas o los nabateos, por lo que el turismo en Jordania se ha convertido en uno de los más atractivos de esta zona del planeta.

La gran cantidad de pueblos nómadas que se asentaron durante siglos en esta región, dejaron su cultura en cada rincón de este país, que no sólo nos aporta un turismo cultural fascinante sino que el turismo en Jordania también es interesante gracias a sus maravillas naturales.

  • Amman

La capital de Jordania es hoy una ciudad moderna, aunque los restos más antiguos encontrados estén fechados en el 3.500 a.C.. Sin embargo, la modernidad que hoy se respira en Amman, no le ha quitado su característico encanto. Es, por tanto, una ciudad de contraste que hace del turismo en Jordania una actividad aún más interesante. Los grandes edificios de la zona comercial dan paso a las estrechas callejuelas y a los abarrotados bazares donde es de obligación perderse para conocer la verdadera esencia de la ciudad árabe.

amman-jordania-vista.jpg

Licencia de Creative Commons de Reconocimiento / Autor: Vyacheslav Stepanyuchenko

Entre los múltiples lugares de interés turístico en Amman destaca la ciudadela, la antigua acrópolis griega; el teatro romano, los restos de este periódo más importantes que se encuentran en el país o la mezquita King Abdullah, moderna pero de gran belleza, en ella destaca la gran cúpula azul.

teatro-rmano-amman.jpg

Licencia de Creative Commons de Reconocimiento/Autor: Ccarlestead

  • Petra

Jordania esconde su mayor tesoro en el desierto: Petra, la ciudad perdida más impresionante del mundo, una maravilla de la antigüedad que se nos presenta monumental en colores que van desde el rojo hasta el ocre. Este enclave arqueológico, al que sólo se puede acceder atravesando un impresionante pasadizo rocoso, se caracteriza especialmente por sus construcciones labradas en la misma roca, entre las que destaca el Templo de los Leones Alados o la Tesorería, donde se rodó parte de la película de Indiana Jones y la Última Cruzada.

La antigua capital del pueblo nabateo, fundada en el año 312 a.C., funcionó como ciudad funeraria y enclave estratégico en el desierto para las caravanas que lo atravesaban. Patrimonio de la Humanidad desde 1985 y una de las Siete Maravillas del Mundo desde 2007, Petra es la mayor baza del turismo en Jordania y una delicia para los amantes de la historia antigua.

petra-wadi-rum-jordania.jpg

Licencia de Creative Commons de Reconocimiento / Autor: Byron and Tamara

La entrada a la ciudad perdida cuesta 21 dinares jordanos, es decir, unos 21 euros (el cambio está a 1 euro por 1.08 dinares) y, como consejo, la mejor época para visitar Petra es el invierno y el principio de la primavera, en verano el calor es insoportable, y a una hora bastante temprana, alrededor de las 7 de la mañana, para no encontrarse con las riadas de turistas que comienzan a llegar a partir de las 10 de la mañana.

  • El desierto de Wadi Rum

Situado al sur de Jordania, muy cerca del mar Rojo, el desierto de Wadi Rum es uno de los puntos más atractivos para el turismo en Jordania. Conocido en el mundo entero por ser el escenario de la película Lawrence de Arabia, Wadi Rum ocupa 900 metros cuadrados de arena rojiza, dunas e impresionantes macizos que van desde el negro hasta el rojo y el amarillo.

wadi-rum-desierto-jordania.jpg

Desierto de Wadi Rum / Autor: Paula Miranda

Entre las actividades que se pueden realizar está el safari en 4×4, dirigido siempre por uno de los muchos beduinos que viven en el pequeño pueblo que preside el desierto y que trabajan como guías turísticos. Se garantiza la máxima emoción y diversión, así como el sentimiento de inmensidad que el desierto proporciona a cada persona que pisa su fina arena. También se puede recorrer el desierto en camello o a caballo, así como pernoctar una noche en una típica haima berebere. No podéis perderos el atardecer y el anochecer, son realmente impresionantes. Sin embargo, el precio de los guías suele ser algo caro, por lo que hay que estar listos para regatear lo máximo posible y comparar precios.

  • El Mar Muerto

A unos 400 metros por debajo del nivel del mar, el mar Muerto es el punto más bajo de la Tierra y se caracteriza por su alto nivel en sales, la salinidad media es 10 veces mayor que la del océano, que permite al bañista flotar en sus aguas de una forma extraordinaria.

mar-muerto-jordania.jpg

Licencia de documentación libre GNU / Autor: David Shankbone

Alrededor del mar Muerto se encuentra un enorme complejo turístico repleto de hoteles y spas fabulosos en los que, además de permitirnos bañarnos en el famoso mar, se ofertan todo tipo de tratamientos, piscinas, etc. y, por supuesto, el famoso barro que sale del fondo del mar. Es bastante difícil acceder al mar Muerto si no es mediante estos spas ya que, desde hace siglos, el nivel del agua desciende alrededor de un metro al año, lo que ha provocado que muchas zonas de su orilla pasen a ser zonas de barro imposibles de atravesar.

La temperatura en esta zona del país suele ser bastante elevada durante todo el año, lo que permite bañarse en cualquier época. Sin embargo, no es aconsejable meter la cabeza en el agua debido a su enorme acidez.

Contenidos relacionados

Un comentario en «Turismo en Jordania»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *