Sobrevolando el Himalaya en avioneta

La cordillera del Himalaya es uno de los regalos más maravillosos, espectaculares y salvajes que nos ofrece la naturaleza. Un lugar único que aparece sin previo aviso ante los atónitos ojos de todos los que viajan a este lugar del planeta como un mar de montañas de dimensiones mastodónticas. Paredes verticales que parecen no tener fin y que incluso atraviesan las fronteras que marcan las nubes en el cielo.

Himalaya

Situada en el contiene asiático, esta cordillera se extiende por los países de Bután, Nepal, China e India. Alberga diez de las catorce cimas de más de 8.000 metros de altura del planeta, incluyendo el mítico Everest, la montaña más alta de la Tierra con sus 8.848 metros.

Todos tenemos la imagen en la cabeza de los escaladores de todo el mundo que llegan cada año hasta el Himalaya con la intención de aventurarse en el desafío de escalar alguna o varias de sus montañas. Sin duda, es la forma más habitual para recorrer el Himalaya y disfrutar de paisajes irrepetibles. Sin embargo, para escalar estos gigantes hay que contar con un gran físico y mucha preparación y experiencia.

Himalaya

Pero, por fortuna, para la mayoría de personas que nos gustan las aventuras y descubrir los lugares más recónditos, existe otra opción mucho más segura y accesible para disfrutar de un espectáculo sin igual: sobrevolar la cordillera del Himalaya en una avioneta. Desde Nepal, encontraremos muchas agencias que ofrecen realizar este recorrido tan especial en avioneta, sobrevolando las zonas más accesibles de la cordillera.

Eso sí, no es una actividad recomendable para los que tienen miedo a  las alturas, ya que las dimensiones de las montañas y las alturas a las que viajaremos impresionan mucho, y más cuando se realiza en un avioneta con capacidad para no más de 20 personas. Estos viajes, que duran más o menos una hora y media, recorren parte de la cordillera (las zonas más seguras) para que podamos admirar desde el cielo no solo el Everest, sino también el resto de picos más altos, abruptos y difíciles de escalar de todo el mundo. Un espectáculo que tiene lugar bajo un mar de nubes y que se quedará grabado para siempre en nuestras retinas.

Himalayas

Desde las ventanillas de la avioneta se puede disfrutar de un paisaje casi irreal, por lo fascinante que resulta y las vistas tan maravillosas que ofrece. La inmensidad del entorno provoca que todo parezca diminuto a su lado. Una experiencia que merece vivirse alguna vez en la vida e inmortalizar con nuestras cámaras de fotos.

Pocas experiencias, por no decir ninguna, pueden igualar a las sensaciones que nos transmite estar allí y admirar los puntos más elevados del planeta desde las alturas. Para animaros aún más, os queremos dejar un vídeo time-lapse impresionante que nos muestra los paisajes, las montañas y los cielos del Himalaya.

Himalayas | timelapse de Maxim Letovaltsev en Vimeo.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *