¿Qué ver en la ciudad encantada de Tamajón, Guadalajara?

Hoy vamos a ver la ciudad encantada de Tamajón. porque hay más encanto en la ciudad de Tamajón de lo que muchos pensaban. Este rincón natural  de Guadalajara está lleno de belleza y leyendas y es un destino que haría las delicias de grandes y pequeños.

¿Qué ver en la ciudad encantada de Tamajón, Guadalajara?

Ruta de senderismo por la Ciudad Encantada de Tamajón

Si iniciamos nuestra ruta desde el Pantano del Vado disfrutaremos de un bello paisaje e incluso es posible que durante el trayecto nos encontremos con algún jabalí, corzos y hasta búhos reales.  Lo ideal es que vayamos andando o en bici ya que la ciudad encantada está a solo un kilómetro del pueblo y, por supuesto, debemos ir armados con la cámara de fotos. Las imágenes más sorprendentes de tu álbum saldrán de la Ciudad Encantada.

Caminando hacia la ermita de los Enebrales será cuando podamos contemplar la Ciudad Encantada de Tamajón, una formación rocosa plagada de cuevas, arcos y otras estructuras que harán que nuestra imaginación divague. Para cruzar de un lado a otro encontraremos puentes misteriosos que nos llevarán a perdernos entre las silenciosas rocas calizas. Allí podemos sentarnos y disfrutar de un delicioso picnic o volver a Tamajón y degustar algunos de sus platos típicos.

Ermita de la Virgen de los Enebrales

Si nos decidimos por ir a la ermita de la Virgen de los Enebrales encontraremos un pequeño edificio que fue levantado en el siglo XVI al estilo románico, aunque fue reformado en el siglo XVIII siguiendo las líneas renacentistas. La tradición señala que las puertas de la ermita no deben cerrarse, sino que este templo tiene que servir de refugio a los peregrinos y caminantes.

Ermita de la Virgen de los Enebrales

En su interior se venera a la Virgen de los Enebrales, patrona de Tamajón y conocida como “La Serrana”.

Hay muchas leyendas que rodean a la figura de esta virgen, una de las más conocidas relata que un sacerdote iba camino del pueblo  El Vado para dar misa cuando, de pronto, le salió al paso una serpiente enorme. El sacerdote, asustado, pidió ayuda a la Virgen, quien se apareció entre los árboles para espantar al animal. Fue por este hecho por el que se construyó la ermita.

Como puedes ver  la ciudad encantada de Tamajón en Guadalajara es un lugar único que merece la pena visitar.

Imágenes de wikimedia y arquitecturanegra. es

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *