¿Qué jardines visitar en Roma?

Roma

¿Quieres descubrir un entorno de paz y tranquilidad, que te aleje aunque solo sea por unos instantes del mundanal ruido de tu ciudad  natal?, desde nuestro blog de Viajes te proponemos un viaje de ensueño a la ciudad de Roma para acercarnos a algunos de sus jardines más emblemáticos, ¿nos acompañas en esta nueva aventura?

Muchas veces, nos dejamos dominar por el pesar y la carga de la rutina diaria, sin darnos cuenta de que en nuestras manos tenemos el poder suficiente para cambiar el curso de nuestros acontecimientos. Nosotros mismos podemos tomar la decisión de aprovechar nuestro tiempo libre, tan preciado y que en diversas ocasiones no somos capaces de valorar, para emprender una travesía única a uno de los muchos rincones que nos regala nuestro planeta y que todavía no hemos llegado a conocer.

¿Quién sabe?, es posible que en ese viaje podamos encontrar a una persona muy especial en nuestra vida o tenga lugar algún suceso inesperado que aporte algo de luz y alegría a nuestra rutina diaria. En la Red de redes, Internet, podrás encontrar toda la información que precises necesaria con respecto a las agencias viajes, vuelos, rincones del mundo para visitar, alojamientos, etc, así como otras muchos ámbitos más allá de los viajes y el turismo como es el caso de la tecnología; en este sentido podemos encontrar cámaras y accesorios en Guatemala o en cualquier otro espacio. 

jardines en roma

Hoy, queremos proponeros una visita única y muy especial a la imponente ciudad de Roma, que concentra en su interior tesoros de una belleza sin parangón que dan cuenta del paso de una de las civilizaciones más poderosas del mundo conocido en la edad antigua y cuyo poder se ha mantenido hasta la llegada de la Edad Media.

Su riqueza histórica, unida a sus monumentos y gastronomía son algunos de los muchos motivos más que atrayentes para los turistas que van en busca de rincones nuevos por descubrir.  El centro histórico de Roma se encuentra delimitado por las imponentes Murallas Aurelianas, erigidas con motivo meramente defensivo por el emperador Aurelio con una longitud de 19 km. Esta magna obra, da cuenta de las maravillas arquitectónicas y de gran valor artístico e histórico que se concentran en una misma urbe: Roma.

Los mejores jardines de Roma para visitar

El corazón actual de la religión católica, que en los siglos sucesivos a la caída de su Imperio influyó de manera sobresaliente en la cultura, derecho, arte, literatura, indumentaria y lengua de otros pueblos, también concentra en su interior parajes naturales que no te puedes perder. Nos estamos refiriendo a los jardines de la ciudad, algunos de los más importantes son los siguientes:

jardines

-El Rosal Municipal: nos encontramos, probablemente, ante uno de los jardines más románticos y exquisitos en cuanto a diseño e infraestructura de toda Roma. Ubicado a los pies de la colina Aventino, este jardín se llena de luz cuando con la llegada de la primavera despliegan sus pétalos 1.100 especies de rosas diferentes que se concentran en su interior, conformando una paleta de colores de una hermosura sin límites que nos trasladarán en cuestión de segundos a un lugar mágico. Desde este enclave podremos contemplar el Circo Máximo y el Palatino. Permanece abierto únicamente en primavera, cuando los rosales han florecido. Está situado en la calle Via di Valle Murcia, 6.

-Villa Celimontana: en el interior del llamado Parque del Celio, más concretamente en Via della Navicella, se encuentra este jardín de ensueño, dominado por una construcción renacentista que nos habla de otro tiempo. Ubicado entre el Coliseo y las Termas de Caracala, en este jardín los aficionados a la música jazz encontrarán su entorno ideal, ya que durante los meses de verano se celebran certámenes a nivel internacional de este estilo musical. Este jardín es sede de la llamada Sociedad Geográfica Italiana.

jardines en Roma para visitar

-Los Jardines Vaticanos: la espiritualidad y la belleza de la Madre Tierra se fusionan en este rincón de Roma, que abarca una extensión de 23 hectáreas cubriendo de esta forma toda la parte de la Colina Vaticana. Con muros de piedra que se yerguen en la zona norte, sur y oeste, estos jardines están decorados con fuentes y esculturas religiosas, además de fortificaciones medievales, edificios y monumentos del siglo XI, que se entremezclan con la naturaleza en forma de lechos florales, y un pequeño bosque de 3 hectáreas. Podemos encontrar un laberinto rectangular con bojs dominando cada rincón y enmarcados por pinos piñoneros y cedros del Líbano. Cuenta la leyenda que los jardines fueron sembrados con tierra del Gólgota por Santa Helena para unir de forma simbólica la sangre de Cristo con la vertida por los primeros cristianos que murieron en las persecuciones de Nerón.

-Villa Ada: en este parque natural, el más rico en flora de toda Roma, concentra en su interior pinos, palmeras y cipreses. Además, dispone de una pista de patinaje y un recorrido pensado para los amantes del deporte, siendo de esta forma uno de los rincones más visitados por los turistas y habitantes de la ciudad. Se encuentra en Via Salaria, número 265.

jardines de Roma

-El Jardín Botánico: nos encontramos ante uno de los jardines más grandes de Italia, dotado de unas 12 hectáreas de extensión capaces de albergar hasta un total de 2.000 metros cuadrados de invernaderos. Las colecciones de plantas que presentan al público en su interior son únicas en todo el mundo, no solo por el interés científico que puedan despertar, sino también por su reconstrucción escenográfica o formas de cultivarlas. Además, está habilitado para los discapacitados con dos vehículos a batería que permitan los desplazamientos a lo largo de toda su extensión. Igualmente de interés es el llamado «Jardín de los Perfumes» para los invidentes con información de las plantas en braile. Se encuentra ubicado en Largo Cristina di Svezia, 24.

-El Jardín de los Naranjos: este jardín ubicado en el parque Savello, dentro de la Piazza Pietro d´Illiria se encuentra rodeado por las murallas medievales que levantó la familia Savelli en el siglo XIV en la colina del Aventino, donde también levantaron su castillo inexpugnable. Desde el mirador que asoma al río podremos ver una vista panorámica espectacular de toda Roma, abarcando desde el meandro del Tíber a la Basílica de San Pedro. Los naranjos que se concentran en su interior fueron plantados en homenaje a Santo Domingo que fundó su convento en su interior.

¿Y a vosotros?, ¿cuáles de estos jardines os interesa más?

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *