Parque Natural de Arribes del Duero: un lugar para perderse

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Hoy realizamos un acercamiento a un lugar único situado entre las provincias de Zamora y Salamanca y que limita con Portugal. Estamos hablando del Parque Natural de Arribes del Duero, un entorno natural que nos impresionará por su inmensidad y, sobretodo, por sus bellos paisajes que atrapan cada vez a más personas.

arribes del duero

Toda la zona está formada por las profundas depresiones que han originado el río Duero y sus afluentes Águeda, Tormes, Esla, Uces y Huebra y que forman la comarca natural de Arribes y que se encarga de proteger el Parque Natural de Arribes del Duero. En total más de 94.000 hectáreas de una gran belleza y que se caracteriza por su paisaje granítico, los valles frondosos con una exuberante vegetación y por los que discurren los ríos que recorren todo el parque, y con especial mención a un imponente río Duero. Gracias a su gran riqueza natural, vamos a poder encontrar una gran variedad de animales y todo tipo de flora.

En sus impresionantes paisajes vamos a poder disfrutar de viajes en barco, rodeados por paredes y farallones de gran altitud, ver especiales animales de lo más variopinto como jabalíes, zorros, águilas reales, buitres leonados o el lobo. Además, sus especiales características geográficas han permitido disfrutar a toda la zona de un microclima, con temperaturas muy suaves y que permiten disfrutar al turista de un entorno natural de singular belleza.

turismo-arribes-del-duero

En su amplio territorio vamos a encontrar también muchos pequeños pueblos con un especial encanto y que permiten disfrutar al turista de la tranquilidad que ofrece el entorno. El Parque Natural de Arribes del Duero ofrece una gran variedad de actividades de ocio de al visitante, como las rutas en bici, a caballo o a pie, deportes de aventura y realizar un turismo rural de primer nivel. El especial cuidado de la zona permite que todo el entorno y especies del mismo estén cuidadas y que se haya respetado toda la zona, permitiendo un turismo sostenible y con especial cuidado a la naturaleza.

La singularidad y belleza del lugar ha fomentado un turismo rural que cada vez atrae la presencia de más turistas, con una gran cantidad de hoteles y casas rurales donde poder hospedarnos.

arribes-del-duero

Algunos de los sitios de interés que nos podemos perder, junto con la impresionante belleza del parque natural en sí, en nuestra visita a los Arribes son:

Fermoselle y San Felices de los Gallegos: dos villas declaradas conjuntos históricos y que son un perfecto ejemplo de las construcciones y edificaciones de la zona y que destacan por sus estrellas y empinadas calles, sus casas de dos plantas y construidas en piedra.

– Los castillos de Fermoselle, Vilvestre, San Felices de los Gallegos y de Sobradillo.

– En Pereña vamos a poder encontrar muestras de arte rupestre.

– La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Fermoselle

– Para disfrutar de las increíbles vistas que ofrece el parque nada mejor que miradores como el de Rupururay, Rupitín, del Águila, de la Code el de la presa de Aldeadávila.

Múseo Arqueológico de Lumbrales


arribes-del-duero-salto-aldeadavila


En cuanto a la gastronomía, vamos a poder disfrutar de productos y sabores que nos van a enamorar, con una gran variedad de quesos, embutidos y vinos de una calidad excelente y que se unen a los productos naturales agrícolas de una tierra tan rica para deleitar el paladar de los visitantes

Es por tanto el Parque Natural de Arribes del Duero un sitio único, que nos va a permitir disfrutar de la naturaleza y del turismo rural en su máxima expresión.



0 Comentarios Enviar un comentario