Palma de Mallorca, la joya infravalorada

Autor: Comentar
Comparte este artículo

La isla de Mallorca es uno de los destinos turísticos más visitados en los meses de verano. Los turistas llegan en masa a esta isla mediterránea para disfrutar de sus espectaculares playas, de sus calas y de la tranquilidad de sus pueblos. Pero más allá de los rincones que esconde la isla, Palma de Mallorca es un lugar que merece una visita en profundidad. El alojamiento no es un problema; hay hoteles 5 estrellas en Mallorca y otros mucho más modestos que se adaptan a todas las economías.

Palma de Mallorca, la joya infravalorada

Qué cosas ver en Palma de Mallorca

  • Los templos religiosos, por su arquitectura, por su historia, son una visita obligada cada vez que salimos de viaje. En Palma no puede faltar la visita a la catedral de Santa María de Palma de Mallorca, la única en el mundo que se refleja en el mar. Conocida popularmente como la Seu, comenzó a levantarse en el siglo XIII por orden del rey Jaime I.A principios del siglo pasado Antonio Gaudí fue el encargado de llevar a cabo una serie de reformas en su interior. Un interior que no dejará indiferente a nadie. Especialmente llamativos son el mural realizado por el artista Miquel Barceló y el rosetón de la catedral, que con sus 13 metros de diámetro es el más grande del mundo dentro de los templos de estilo gótico.
  • El castell de Bellver es fortificación que fue construida entre 1300 y 1311 por orden del rey Jaime II de Aragón con la idea de servir de bastión defensivo en situaciones de peligro. Se encuentra a 3 kilómetros del centro de Palma y se edificó sobre una colina de 112 metros de altura sobre el nivel del mar. Como edificio de carácter defensivo que es, en su arquitectura de estilo gótico pueden verse elementos como la barbacana, los garitones de vigilancia, las aspilleras para arrojar proyectiles o los matacanes, sin olvidarnos, por supuesto, del puente levadizo que daba acceso al castillo.A pesar de todo, su interior está diseñado con un buen gusto y una elegancia exquisitos. Su torre del homenaje, de 33 metros de altura y situada al sur, era el último reducto defensivo de la fortaleza.
    • En pleno centro, a dos pasos del puerto, se encuentra el Palacio Real de La Almudaina, una de las residencias de la Familia Real española. Fue construido sobre un alcázar musulmán del siglo XIII. Jaime II lo convirtió en el siglo XIV en sede del gobierno del Reino de Mallorca.Sus vistas desde la terraza exterior son magníficas. Ofrece una panorámica perfecta del parc de la Mar, el castell de Bellver y el paseo marítimo de Palma.

  • La Lonja es otra de las joyas góticas de Palma de Mallorca, construida por Guillem Sagrera en la primera mitad del siglo XV. Este emblemático edificio se levantó dada la gran actividad que tenía el puerto de Mallorca. Desde su construcción, sirvió como mercado y lugar de reunión de pescadores y mercaderes.
  • Los xuetes, como se conocía a los judíos de Mallorca, vivían en el barrio judío, un entramado de callejuelas estrechas y sombrías situado al nordeste de la ciudad. La conversión obligada de los judíos al cristianismo fue apagando las manifestaciones artísticas y culturales de los xuetes. Sin ir más lejos, la sinagoga de Mallorca fue sustituida por lo que hoy es la iglesia de Montesión. Perderse por las angostas calles del barrio y sus vericuetos pasajes es más que recomendable. Es muy famosa la calle del Viento, en la que siempre corre una fresca brisa.
  • Un elemento característico de la capital balear son los patios mallorquines, espacios centrales de antiguas casas de miembros de la nobleza y adinerados mercaderes. El estilo gótico vuelve a estar presente una vez más en la arquitectura mallorquina. Estos patios eran el espacio en el que bullían la vida de la casa y los negocios de los empresarios de la época. Visitar estos patios es como viajar al pasado.
  • Una buena opción para conocer Palma de Mallorca es alquilar por unas horas una bicicleta eléctrica. Este medio de transporte es ideal para esta época del año porque el ciclista no tiene que hacer ningún esfuerzo gracias al motor eléctrico que poseen. Otra forma diferente de callejear es con un segway.
  • Para los amantes del lujo y de las experiencias gastronómicas más elevadas merece la pena señalar que en Palma hay, nada más y nada menos que, 7 restaurantes con estrella Michelin: Zaranda, Adrián Quetglas, Andreu Genestra, Es Racó d´es Teix, Marc Fosch, Es Fum y Jardín.Pero has de saber que, afortunadamente, la buena mesa no es patrimonio exclusivo de los restaurantes con estrella Michelin. Palma de Mallorca rebosa de restaurantes en los que deleitarte con platos típicos regionales y de otras partes el mundo.
  • No pueden faltar en este resumen de los atractivos de Palma de Mallorca sus playas. Como las playas del Arenal y Can Pastilla, una zona en la que hay hoteles de todo tipo, algunos deluxe como el Iberostar Selection Llaut Palma y otros mucho más modestos, pero todos a tiro de piedra de la playa.
Por:
Etiquetas:
Categorías: España


0 Comentarios Enviar un comentario