Padua, la ciudad de San Antonio

Padua o Padova en italiano es una ciudad de Italia que sin duda merece la pena visitar. Conocida sobre todo por ser la ciudad de San Antonio (uno de los Santos más conocidos y venerados) tiene también otros muchos encantos.  A tan solo 37 kilómetros de Venecia y a menos de 100 de Verona, esta joya de la provincia del Véneto atrapa al viajero con su atmósfera tranquila e innumerables muestras de arte.

Padua, la ciudad de San Antonio

Después de ser arrasada por los lombardos como la mayoría de ciudades de la zona, Padua fue reconstruida por el poderoso clan Carrara, que fundó la studium (universidad) y se enfrentó en numerosas escaramuzas a las familias vecinas. Es un periodo de gran prosperidad para la ciudad, bajo el cual florecieron las obras pictóricas y arquitectónicas de varios artistas.

Entre ellos se encuentra Giotto, quien pintó la Capella degli Scrovegni (Capilla de los Scrovegni) un ciclo de frescos basados en la vida de Jesucristo y la Virgen María de una intensidad y belleza incomparables. Entre ellos, destaca el de El Beso de Judas y La Matanza de los Inocentes.

Los organizadores del Museo de la Capilla de los Scrovegni han añadido una guía interactiva en varios idiomas con explicaciones sobre los diferentes personajes bíblicos que integran las escenas de los frescos. Es, sin duda, un alto obligado en el camino de cualquier viajero interesado en la pintura o en el arte en general.

La Basílica de San Antonio de Padua

El edificio más famoso de esta acogedora ciudad, sin embargo, es la Basílica de San Antonio, importante lugar de peregrinación para los cristianos de todo el mundo. Contiene en su interior los restos de San Antonio de Padua y varios relieves del artista italiano Donatello, que también regaló otras hermosas esculturas a la ciudad. Una de ellas es la del caudillo veneciano del siglo XV Erasmo de Narni, el  Gattamelata (Gato Meloso). Aunque sólo sea por su relieve histórico, la Basilica, conocida en el lugar simplemente como Il Santo, es una parada que merece la pena.

Otras actividades en Padua

Si después de tanta cultura el viajero desea reposar un poco en un lugar con encanto, es muy recomendable darse un paseo por el Prato della Valle, magnífica plaza en el centro de la ciudad repleta de estatuas en semicírculo, con un pequeño canal alrededor y algunos árboles. El viajero puede refrescarse bajo su sombra y comer algo que le ayude a reponer fuerzas para continuar el paseo.

Padua también es la sede de la segunda universidad más antigua de Italia y es una de las que más estudiantes tiene. El Palazzo Bo es el edificio central de la universidad y sin duda merece la pena visitarlo, además está situado frente al Palacio Moroni que es la sede del ayuntamiento.

Padua es, en resumen, una ciudad con muchos tesoros escondidos, que esperan para el viajero atento. Cerca de la maravillosa Verona y la incomparable Venecia, Padua puede poner el broche de oro al viajero interesado en la rica región italiana del Véneto.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *