Si hay una ciudad «europea» en los EEUU esa es Nueva Orelans, la ciudad más grande del Estado de Lousiana, además del principal puerto del río Missisipí. Pero Nueva Orleans es mucho más que una ciudad «europea» de ascendencia francesa, es una ciudad donde confluyen mucho tipo de culturas, desde la ya citada francesa, a española, hispanoamericana (especialemte importante es la comunidad hondureña), africana y por supuesto estadounidense, ya que esta ciudad fue comprada por los EEUU a los franceses en 1803.

Antes de la desgracia butal del huracán Katrina, Nueva Orleans contaba con casi el doble de habitantes que en la actualidad, entre los 1486 muertos y los desplazados que hubo, teniendo en cuenta que se inundó más del 86 % de la ciudad, y que aún no han vuelto. Los diques del río Missisipí no pudieron agauntar. Pero incluso así, Nueva Orleans es una ciudad que poco a poco va recuperando la normalidad, y que merece la pena visitar.

Si algo destaca de Nueva Orleans aparte de la belleza de sus calles, que parecen ancladas en en la época colonial, con ese ladrillo tan característico de está época, es el exotismo que irradia a cada paso. Su vida nocturna posiblemente sea la mejor de EEUU, y Nueva Orleans es, como todo el mundo sabe, la cuna del jazz y de genios como Louis Armstrong. Una atracción turistica, un poco macabra quizás pero muy curiosa es ver como los funerales se celebran a ritmo de jazz.

También es exótica no solo por el jazz que lo inunda todo, sino por sus prácticas vudúes, provenientes del África y de la Haití francesa, y esa mezca de culturas que ha dado lugar a la cultura criolla y a la Cajún. Por todo ello es conocida como la «Ciudad de los Muertos».

De la cultura criolla y cajún que se da en Nueva Orleans destacan su gastronomía, que junto con el jazz y los continuos festivales que inundan sus calles hacen de esta ciudad un lugar que nunca duerme. Siempre hay algo que celebrar, sus famosos Carnavales que no son más que los desfiles callejeros que preceden al Mardi Grass o Miércoles de Ceniza, y que comienzan el día 6 de enero. Es decir, estos carnavales engloban muchas fiestas como el New Orleans Jazz Heritage Festival, el Black Heritage Festival, el Tennessee Literary Festival, el Greek Festival, el Carnaval Latino, y el Día de la Independencia. Pero estas son solo algunas de las fiestas que llenan estas calles. Una ciudad que nunca duerme, con una gastronomia única y original, y de gran belleza, que merece la pena visitar.

Contenidos relacionados

Un comentario en «Nueva Orleans»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *