Los 10 mejores hoteles de España de 2012

Estamos a punto de echar el cierre al 2012, por lo que es el momento perfecto para echar la vista atrás y ver lo que ha dado de sí. Estos días seremos testigos de todo tipo de listas y clasificaciones que nos permiten hacer balance de lo mejor que nos ha dejado este año a los amantes del turismo.


Hoy vamos a centrarnos en la lista con los 10 mejores hoteles del año 2012 en España, una ránking que recoge a lo más selecto de los establecimientos hoteleros de nuestro país. Para realizar esta clasificación se ha tenido en cuenta la valoración de los usuarios y la popularidad de la que gozan en trivago, el comparador de precios y reserva de hoteles. Todos estos hoteles han obtenido grandes valoraciones, ya sea por su situación, el trato del personal, servicios o su cuidada decoración.

1- Casa Grande, Jerez de la Frontera

Situado en una casa señorial de los años 20, el hotel Casa Grande es una gran opción para descubrir Jerez. Se trata de un pequeño hotel boutique con encanto, del que los usuarios destacan la amabilidad y el buen trato del personal, y se sitúa muy próximo a las atracciones turísticas del centro histórico de esta ciudad andaluza, declarado Conjunto Monumental Histórico-Artístico. Su estilo arquitectónico se corresponde con el típico andaluz, y a sus acogedoras habitaciones no les falta ningún detalle. No puede faltar una visita a las bodegas de vino, así como asistir a un espectáculo ecuestre.

2- Hotel Rector, Salamanca

La comodidad de sus habitaciones y su exquisita decoración son los puntos que más destacan los usuarios de su estancia en el Hotel Rector. Situado en el centro de Salamanca, se encuentra muy cerca de la Catedral y la Plaza Mayor, y fue en su día una casa aristocrática. Hoy se ha convertido en uno de los hoteles de referencia de la ciudad, gracias a su impecable servicio y su lujo discreto. Este hotel es el preferido de muchos intelectuales y personalidades, que se alojan aquí en sus visitas a la ciudad buscando tranquilidad y sosiego.

3- Seaside Grand Hotel Residencia, Maspalomas

El Seaside Grand Hotel Residencia se sitúa en la costa sur de Gran Canaria, junto a las dunas de Maspalomas. No es un hotel de playa cualquiera, sino que su estilo colonial, su jardín y su cuidada decoración transmiten a los huéspedes una sensación de armonía, tranquilidad y elegancia. El hotel cuenta con una gran oferta gastronómica, y así lo confirman las valoraciones de los usuarios. Es posible disfrutar tanto de cocina internacional como canaria en su restaurante y la terraza de la piscina. Para tomar un buen cóctel o una copa de champagne, su Piano Bar es excelente, ya que el pianista toca en directo durante toda la noche.

4- Palacio Blanco, Vélez-Málaga

El Palacio Blanco se sitúa en un palacio del siglo XVIII, en el centro de Vélez-Málaga, siendo una de las edificaciones más representativas de la ciudad. Se trata de un hotel boutique, que cuenta con apenas 8 habitaciones con mucho encanto y un diseño contemporáneo muy acogedor, y todas ellas se disponen en torno al patio central, en el que tomar el desayuno. En la azotea se encuentra su piscina-spa y el solárium, desde el que se tienen unas bonitas vistas de la localidad y el castillo. Los usuarios destacan la cercanía de los dueños del hotel y su atención y amabilidad.

5- Finca Son Palou, Orient, Islas Baleares

Finca Son Palou es una antigua finca del siglo XIV convertida en un pequeño hotel rural con encanto en la isla de Mallorca. Los viajeros dicen de él que es perfecto para disfrutar de la parte tranquila de la isla y para hacer rutas de senderismo, pues se encuentra a los pies de la sierra de Tramuntana. Cada habitación está decorada de forma diferente, con tonos suaves y muebles de madera, con un estilo rústico acorde al enclave en el que se encuentra. Para disfrutar de una cena típicamente mediterránea con toques de vanguardia, nada mejor que acercarse a su restaurante.

6- La Villa Marbella, Marbella

Su buena situación en el centro de Marbella es lo que más destacan los huéspedes del Hotel La Villa. Sus habitaciones se encuentran repartidas entre varias casas que han sido reformadas para albergar a este hotel, lo que hace que cada una de las habitaciones sea diferente, aunque la decoración dominante en todas ellas es de estilo oriental. Llevan por nombre lugares como Saigon, Bali o Bangkok transportando a quien se hospeda en ellas a un paraíso exótico. Los servicios principales del hotel se concentran en la casa principal, donde destaca su terraza en la que tomar el desayuno con vistas a la Sierra Blanca y el casco antiguo.

7- Iriarte Jauregia, Bidegoian

Iriarte Jaureguia es un lujoso hotel ubicado en un palacio del siglo XVII. En su restauración se respetó su estructura, así como sus paredes de piedra y algunos de sus detalles en madera, como las vigas que se pueden observar en el techo de algunas de sus habitaciones. Muebles antiguos y obras de arte adornan su interior, dotando a cada rincón del hotel de un carácter elegante y sofisticado. Se sitúa en el centro de la provincia de Guipúzcoa, rodeado de otros caseríos y en plena naturaleza, por lo que sus vistas son algo a destacar, tal y como lo hacen sus huéspedes.

8- Gran Hotel La Perla, Pamplona

Ernest Hemingway, Orson Welles o Manolete son algunos de los huéspedes que han dormido en el Hotel La Perla de Pamplona. Muchas de sus habitaciones están dedicadas a ellos, y la habitación de Hemingway está exactamente tal y como él la conoció. Su situación, en la esquina entre la Plaza del Castillo y la Calle Estafeta, hace que sea un lugar privilegiado desde el que disfrutar de los Sanfermines. Precisamente su situación es una de las cosas preferidas por los viajeros que se han alojado en él, así como los detalles de sus habitaciones y el restaurante dirigido por Álex Múgica.

9- Hotel Altaïr, Santiago de Compostela

El Hotel Altaïr es un hotel situado en una tranquila zona del casco histórico de Santiago de Compostela, a unos minutos de la Catedral. Se trata de un pequeño hotel boutique, y su cuidada decoración está entre lo más destacado por los usuarios. No es para menos, ya que la filosofía oriental ‘Wabi-Sabi’, en la que se mezcla lo simple con lo histórico, lo impregna todo. Los colores cálidos de las habitaciones y su interiorismo sencillo a la par que actual se complementan a la perfección con la piedra y la madera, ofreciendo al huésped un ambiente muy acogedor.

10- Aguas del Narcea, Pravia

A mediados del siglo XIX se construyó a orillas del río Narcea una fábrica de sidra; hoy en día es un precioso hotel rural llamado Aguas del Narcea. En la restauración se ha respetado la estructura del edificio, y unos enormes barriles de sidra recuerdan en la terraza el pasado del lugar. El entorno es ideal para realizar rutas a caballo o en bicicleta, y además se sitúa entre Gijón y Oviedo, donde realizar una escapada. Los usuarios destacan la amabilidad del personal y el buen gusto en la decoración del hotel, que combina originales colores con paredes y muebles de madera.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *