Las Islas Lofoten y Laponia Noruega

Las Islas Lofoten en invierno

Las islas Lofoten y Laponia noruega constituyen dos de los lugares más atractivos dentro de la naturaleza invernal de Noruega; lugares mágicos, llenos de encanto ártico y de aventuras extremas en la extensa naturaleza virgen.

Laponia noruega, la región más septentrional del país, no sólo le ofrece un paisaje único e inolvidable sino que también supone un lugar idóneo para disfrutar de las actividades invernales más excitantes y divertidas: los safaris en motonieve o en trineos tirados por perros huski; el safari del cangrejo real, que también podrá saborear; la pesca en el hielo o el esquí alpino son algunas de las emociones fuertes que esta región helada nos brinda.

Safari en motonieve por Laponia noruega

Sin embargo, esto no es todo lo que Laponia noruega nos ofrece. Podrá disfrutar de la naturaleza virgen en los cuatro parques nacionales de la región, ir en busca de la aurora boreal o adentrarse en un campamento sami para conocer en primera persona cómo viven los pobladores tradicionales de Laponia. Es precisamente éste uno de los grandes atractivos de esta parte del país: la cultura sami, instaurada en Laponia desde hace unos 3.000 años. También se trata de un lugar idóneo para las actividades más culturales gracias a su historia, natural y humana, y la gran cantidad de museos, monumentos o iglesias que la reflejan.

Aurora boreal en Laponia noruega

Por su parte, el archipiélago de las Lofoten constituye la joya del mar de Noruega. Cuenta la leyenda que, tras el saqueo de Europa por parte de los vikingos en el siglo X, muchos de los tesoros fueron a parar a estas islas y, aún hoy, los arqueólogos continúan encontrando muchos de ellos en sus excavaciones.

El archipiélago, situado por encima del círculo polar ártico, consta de unas 2.000 islas, si consideramos todo tipo de tamaños. Su capital, Svolvaer, y cinco de las siete islas más importantes, están conectadas a través de carreteras, aunque son estrechas y bastante peligrosas, por lo que hay que tener cuidado. Gracias a la construcción de estos cuatro grandes puentes y del túnel bajo el fiordo, de 1.780 metros, la vida en estas islas se ha hecho mucho más fácil para sus habitantes que, hasta 1983, contaban únicamente con ferrys como vías de comunicación, y muchas regiones quedaban incomunicadas por la nieve.

Puerto y paisaje nevado de las Islas Lofoten

Lo más destacado de estas islas es su imponente paisaje natural, los picos y las elevadas montañas, los espectaculares desfiladeros sobre el mar, las playas de arena blanca y sus típicos pueblos de pescadores. Pero, a pesar de lo impresionante del paisaje, no es todo. Las Lofoten cuentan con una fauna muy diversa, donde destacan las águilas marinas de cola blanca, las nutrias o los alces. El clima es bastante atemperado, si consideramos la latitud a la que se encuentran, gracias a la Corriente del Golfo.De hecho, las islas de Rost y Vaeroy son los lugares más septentrionales del mundo donde la temperatura media está por encima de los cero grados.

La vida en las Lofoten es generalmente tranquila durante la semana. Sin embargo, en el fin de semana los locales de la capital se llenan y los serenos habitantes de estas islas se «desmelenan» y disfrutan de su afición por el alcohol, a pesar de que, en esta zona del país, la bebida está fuertemente limitada.

Esquí de fondo y motonieve en Laponia noruega

Estas islas nos ofrecen una gran cantidad de actividades deportivas. Destacan el esquí y el snowboard gracias a que tienen las montañas con mayores pendientes (entre los 1.000 y los 1.500 metros) de toda Escandinavia. Hay tres pistas principales en las islas de Stamsund, Napp y Svolvaer, pero lo que más se practica es el esquí fuera de pista.

También se pueden realizar actividades cuturales muy diversas como visitar el Museo Vikingo Lofotr, en Borg, donde se ha descubierto, escavado y reconstruido el mayor edificio vikingo que se conoce; o el acuario de las Lofoten, con peces y fauna de las regiones árticas.

Puerto de las Islas Lofoten en invierno


Otra de las actividades más tradicionales de las islas es la pesca de bacalao. Cada invierno, los bacalaos abandonan las frías aguas del mar de Bárents para refugiarse en la costa de estas islas, donde el agua es algo más cálida, gracias a la Corriente del Golfo. La temporada comienza en febrero y se prolonga hasta mayo.

Baño en una cuba de agua caliente al aire libre en las Islas Lofoten

Por último, lo mejor para terminar la jornada invernal y relajarse es un buen baño en una cuba de agua caliente al aire libre.

Cuándo ir:

El mejor período para visitar las islas Lofoten es entre mediados de febrero y abril, especialmente para actividades deportivas como el esquí.

Cómo llegar:

La mejor forma de transporte para llegar al archipiélago es el «Expreso del Litoral» (Hurtigruten), la línea costera Flaggruten o en avión desde Oslo.

Contenidos relacionados

2 comentarios en «Las Islas Lofoten y Laponia Noruega»

  1. Este verano he estado en las lofoten y son preciosas… Espero poder volver este febrero… Que puede ser mejor que esquiar denoche frente al mar viendo una aurora boreal… jajaja

    (No caera esa breva…!)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *