Las cosas que más odio de un viaje en avión

Autor: Comentar
Comparte este artículo
En más de una ocasión os he contado mi odio a los aeropuertos por el gran número de inconvenientes que presentan. Sin embargo, en cuanto entro al avión mi semblante mejora al ver más cerca mis vacaciones o lugar de destino. Hoy os voy a contar las cosas que más odio de un viaje en avión.

Las cosas que más odio de un viaje en avión

No todo son buenas noticias, ya que dentro de la aeronave comienzan nuevos problemas: el poco espacio entre los asientos, los golpes que recibes cuando tu vecino de delante decide inclinar al máximo su asiento, sentarte lejos de tu compañero o compañera de viaje, lo lento que avanzan las horas en el vuelo, la necesidad de molestar a todo el mundo para ir al baño, la escasa o nula atención por parte de buena parte de la tripulación… Pero, ¿qué os voy a contar que ya no sepáis?

Cosas que odiamos de un viaje en avión

Para intentar poner un poco de humor a nuestros viajes en avión, he querido reunir algunos de los principales problemas que sufrimos los pasajeros de un avión y más odiamos.

– Los asiento reclinables

Cosas que odiamos de un viaje en avión

A pesar de que la gran mayoría estamos en contra de los asientos reclinables, ahí siguen estando para reducir aún más si cabe el escaso espacio que tenemos para sentirnos a gusto o estirar las piernas. La consecuencia directa es que al levantarnos nos movemos durante un rato como Robocop.

– Nos toca un acompañante desagradable

viaje en avión

A todos nos ha tocado un acompañante de viaje que no conocemos de nada, pero que no para de contarnos su vida o aquel que presenta una dudosa higiene o ha bebido demasiado alcohol antes de coger el avión (lo mismo para perder los nervios…). También están los maleducados que les molesta hasta si queremos ir al baño porque después de 10 horas de vuelo la vejiga está a punto de explotarnos.

– ¡Los niños que no paran de llorar en el avión!

Cosas que odiamos en los viajes

Algunas aerolíneas ya cuentan con zonas para niños y asientos libres de los gritos y lloros de los niños. Puede ser una medida exagerada, pero la verdad es que todos los hemos sufrido en alguna ocasión, convirtiendo en una odisea el poder echar una cabezadita.

– La tripulación antipática

Cosas que odiamos de la tripulación

Aunque hay de todo en la viña del Señor, la realidad es que en muchas ocasiones el personal de la tripulación se muestra muy frío y distante, hasta el punto que uno se puede llegar a preguntar qué hacen ahí, más allá de estar sentados y hablando con sus compañeros todo el viaje. No ayuda tampoco que cada vez sea más extraño que nos den algo de comida de forma gratuita en los viajes en avión.

– Los protectores de rodillas

Cosas que odiamos

Relacionado con el primer punto, los protectores de rodillas nos impiden en muchas ocasiones echarnos una siesta hasta que el avión aterrice. Y si no nos gusta, nos dirán que paguemos por un asiento de primera clase. Claro, cómo es tan accesible a todos los bolsillos…

– Embarcar con mucha antelación

¿Qué odiamos de un viaje en avión?

Vale, es un problema previo a entrar en el avión, pero ya nos predispone para entrar con mal humor en la aeronave. Las aerolíneas nos obligan a estar con mucho tiempo, tal vez para disfrutar mientras decenas de personas están aglomerados en poco espacio.

– Espacio para todos…¿o no?

viajes en avión que más odiamos

Se supone que en el comportamiento superior hay espacio para las pertenencias permitidas en vuelo de cada pasajero. Sin embargo, es habitual que vayas a subir tu chaqueta y una maleta y tu espacio esté ocupado por alguien que ha tenido a bien ocupar también tu espacio. Peor aún son los que, sí o sí, van a empujar con toda su fuerza tus cosas, da igual si llevas algo frágil o no…

– Gritar al teléfono

lo que más odiamos

Hay personas que es subir al avión o llegar al destino y comenzar a pegar gritos por un pequeño dispositivo (o no tan pequeños) situado en su oreja o delante de su boca (en caso de manos libres): ¿Me oyes ya?, ¿pero me oyes?, Ya he salido, ¿me oyes? Molesto no, lo siguiente.

– Comida con mal olor

viajes en avión y lo que más odiamos

Como ya hemos dicho, las aerolíneas cada vez recortan más gastos, siendo sus preferidos los que tienen que ver con las comidas que antes se repartían durante los vuelos (incluidas ya dentro del precio del billete). Esta nueva situación ha provocado que casi todo el mundo se reserve algo de comida para el avión, sobre todo cuando es un trayecto largo. Pero claro, a veces comienza a oler a queso de Cabrales o a extraños “manjares” culinarios, y uno se comienza a amargar.

Si quieres conocer otras situaciones surrealistas, te propongo leer nuestro artículo “Los retrasos en vuelos más curiosos

Estas son las cosas que más odio de un viaje en avión, ¿y para vosotros?, ¿qué os lo peor que habéis visto o experimentado?

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Vuelos


0 Comentarios Enviar un comentario