Imprescindibles de Palma de Mallorca

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Palma de Mallorca es una de las ciudades más turísticas de Europa, pero no por eso deja de ser una maravilla visitarla. En este artículo os vamos a dar algunas claves para evitar aglomeraciones y visitar lugares emblemáticos para disfrutar de este paraíso de las Islas Baleares.

Imprescindibles de Palma de Mallorca

Gracias a su clima mediterráneo, se puede visitar en cualquier época del año pero, pero si quieres disfrutar de sus playas y calas de ensueño, la mejor época para hacerlo es, sin duda, de abril a octubre. Si quieres evitar masificaciones, lo ideal sería visitarla en cualquier mes, salvo julio y agosto. Si optas por disfrutar de sus fiestas, terrazas o discotecas, el verano mallorquín es inigualable.

8 imprescindibles de Palma de Mallorca

Además de playas y chiringuitos, Palma de Mallorca es mucho más. Estos son, para nosotros, sus 8 imprescindibles:

La Catedral de Palma, una monumental construcción de estilo gótico levantino que posee uno de los rosetones más grandes del mundo. Después de pasar por varias restauraciones a principios del siglo XX, el mismo Gaudí hizo intervenciones en ella, como las vidrieras, la creación de un nuevo púlpito o la introducción de diferentes elementos ornamentales de diseño modernista.

Visita y paseo por el centro. Palma se puede recorrer a pie para adentrarse y perdese entre sus estrechas calles con tiempo y sin prisas. Se puede hacer a tu ritmo o bien contratando algún tour gratuito como los de MallorcaFreeTour, donde te enseñarán los lugares más emblemáticos o haciendo visitas curiosas como la de “Misterios, crímenes y leyendas”.

– El Castillo de Bellver es una fortificación también gótica a tan solo tres kilómetros de Palma. Merece la pena perderse entre sus muros durante más o menos una hora que es lo que dura la visita. Si quieres ahorrarte unos euros, los domingos la entrada es gratuita, y si eres docente, tendrás entrada libre cualquier día de la semana.

-Su paseo marítimo, a ser posible al atardecer, es una auténtica maravilla. Tiene un carril peatonal y otro carril bici que puedes disfrutar alquilando unas bicicletas para recorrerlo. Durante el recorrido puedes disfrutar de terrazas y bares donde hacer alguna parada y, por supuesto, del puerto deportivo, con sus impresionantes yates. Asimismo, durante los meses de verano, el Parc de la Mar cuenta con un cine al aire libre, así como numerosas ferias y festivales durante el año.

– El Palacio de la Almudaina está pegado a la catedral, en un espectacular emplazamiento junto al mar, lo que hace impensable no realizar una visita a este monumento. El palacio actual, de estilo musulmán, comenzó a construirse en el año 1281 y después fue modificado por el rey Jaime II, quien le otorgó su forma actual. Durante la visita no debes perderte la Capilla de Santa Ana, una auténtica joya gótica. Los miércoles y domingos por la tarde la entrada es gratuita y docentes y familias numerosas pueden entrar gratis durante todo el año.

-Los patios mallorquines los vas a ver aunque no los busques. Paseando por el centro te los encontrarás. Nada tienen que ver con los patios cordobeses y tampoco nada que envidiarlos. Con sus líneas rectas y sencillas, inspiran paz y tranquilidad. Son ideales para irlos descubriendo en una tarde de paseo por el centro.

-El Barrio Judío de Palma es un barrio que llegó a tener 5.000 judíos en el siglo XIII. Su seña de identidad son sus calles estrechas, sombrías y tranquilas.

-Las ensaimadas. No puedes irte de Palma sin probar una de sus deliciosas ensaimadas. Es un dulce circular, relleno de cabello de ángel y cubierto con azúcar glass, que después de un paseo por la ciudad, sienta fenomenal.

Como consejo final, olvídate del coche. Puedes aparcarlo en cualquiera de sus numerosos parkings. Olvídate de tu vehículo y disfruta de Palma de Mallorca a pie.

Por:
Etiquetas:
Categorías: España


0 Comentarios Enviar un comentario