Huesca: a orillas del Pirineo

Hoy, en el blog de viajes, hablamos de un provincia olvidada, en ella podemos descubrir grandes paisajes naturales además de rincores y poblaciones únicas  en un lugar privilegiado. ¡Viajamos hasta Huesca!

Huesca, es una provincia española, perteneciente a la Comunidad Autonómica de Aragón. Con apenas 50.000 habitantes, según wikipedia, la provincia oscense, guarda rincores especiales para escaparte un fin de semana.

En la capital, debemos visitar algunos monumentos principales de la ciudad, que además se pueden ver en un mismo día, porque las distancias no son grandes en Huesca.

Una de las paradas obligatorias es el ayuntamiento de la ciudad, que es un edificio del Siglo XVI, impresiona por fuera y por dentro. Desde luego toda una obra de arte en pleno centro de la ciudad.

Además, en Huesca podemos contemplar varios palacios de interés general:

  • Palacio de los Climet
  • Palacio de los Oña
  • Palacio de los Claver
  • Palacio de Aisa

Todos ellos fueron edificados entre el siglo XVI Y XVII. son auténticas obras de arte que todavía hoy siguen albergando edificios instituciones. La catedral de Huesca, también es un lugar de interés turístico, una amlia contrucción gótica.

La capital oscense, guarda además un encanto entre sus pequeñas calles del centro, donde reina la arquitectura mudéjar y los aires de tiempo pasado.

Otro de los encantos arquitectónicos oscenses, es observar la muralla que divide en dos barrios la capital, el coso bajo y el coso alto.

Después de conocer la capital, en tu viaje debes hacer un recorrido por rutas por la provincia que te aportarán conocimientos y aire fresco.

Una ruta por la vías romanas, todavía conservadas en perfecto estado o un paseo hacia la zona de las viñas, donde se alberga el vino Denominación de Origen Somontano.

Contemplar el pirineo y la sierra oscense, en el otoño o al comienzo del invierno, cuando está nevado, es un placer que sólo este lugar lo proporciona.

El viaje hasta Huesca, te proporciona muchas opciones, ya que puede optar también por practicar deportes de aventura o pasear hasta el Pirineo a sólo unos kilómetros.

Huesca, guarda el encanto de una ciudad aragonesa que se ha sabido sacar partido y que ha sabido apreciar muy bien sus puntos turísticos.

Un viaje de escapada a medida.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *