Houston, una ciudad sorprendente

Cuando programamos un viaje a EEUU siempre solemos hacerlo a las regiones más europeizadas de este país como New York o Washington D.C. de la costa este, o buscamos la locura y desenfreno de la costa oeste, en Los Ángeles o en Las Vegas. Por culpa de ese tópico tan dañino que los mismos estadounidenses se encargan de difundir, nunca valoramos la posibilidad de ir a otros sitios de eso que llamamos peyorativamente «la América Profunda» y que en realidad no solo no es tan profunda sino que en muchas ocasiones se encuentran a la vanguardia de lo verdaderamente vanguardista y no de esas milongas «culturetas» tan típicas de New York, y Europa en general. En este blog hablaremos sobre la ciudad más importante del estado de Texas, Houston, una ciudad sorprendente.

Cuando hablamos de Texas solemos pensar en los Ranger de Texas y Chuck Norris, en la familia Bush, en algún rico y macabro petrolero, en la silla eléctrica y poco más. Pocas veces, aunque la realidad es testaruda, se nos dice que Texas es una región tremendamente avanzada, de las más del orbe, en la que la medicina es la más puntera que existe, donde todos los años miles de personas se dirigen para curarse de enfermedades extremadamente complejas, donde la tecnología aeronáutica marca el ritmo tecnológico del mundo, o que fue en el medio oeste y no en la costa californiana o en Massachusetts, donde surgieron los grandes hombres de la informática que cambiaron el mundo, como Bob Noyce fundador de Intel, llamado «El Alcalde de Silicon Valley» co-creador de los semiconductores y del microchip, o Jack Kilby el otro creador de éstos.

Houston es la ciudad más representativa del poderío y vanguardismo de Texas. Una ciudad moderna, considerada la capital energética del mundo, es uno de los grandes centros de negocios de EEUU. Destacan sus industrias petroquímicas y su elevada renta per cápita además de ser considerada como la tercera ciudad más habitable de EEUU.

En cuanto al turismo, Houston aparte de ser una ciudad muy abierta y cosmopolita, destaca por ser la sede de la NASA y el Astrodome, visitas que no podrás perderte si pasas por allí. Podrás ver el magnífico Reliant Astrodome un recinto cerrado donde se alberga, entre otras muchas cosas, un museo espacial con todo los instrumentales aeronáuticos de la industria desde las guerras entre EEUU y la URSS por el dominio del espacio, pasando por la conquista de la Luna en 1969, hasta nuestros días.

Destacan también el Museo de las Ciencias Naturales, el San Jacinto State Historical Park, el Beyou Bend, su oferta de teatro, una de las más importantes del mundo, y por supuesto, si eres amante de la NBA, no podrás renunciar a una visita al campo de los Houston Rockets para ver a las estrellas locales y del baloncesto mundial: Yao Ming y Tracy McGrady.

Houston es mucho más, pero en este breve espacio no nos da tiempo a describírtelo con más detalle. Simplemente visítalo y verás como es una ciudad tan acogedora, agradable, de espacios abiertos, que no te apetecerá salir de allí.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *