Hoteles para Viajar en Familia

Hoteles para Viajar en Familia


Un viaje en familia puede ser un pequeño infierno para vuestros hijos si no encuentran en ese desplazamiento un lugar en el que pasarlo bien y disfrutar. Por ello, os vamos a ofrecer información sobre algunos hoteles para viajar en familia donde los niños disfrutarán al máximo y vosotros, los padres, también.

Por ejemplo, la cadena de hoteles Sol Meliá tiene a disposición de vuestros pequeños los hoteles denominados Sol Picapiedra. Podéis encontarlos en Calviá (Mallorca), en Cala’n Bosc y en Alayor (Menorca) y Torremolinos (Málaga). Si acudís a alguno de estos lugares, no olvidéis este tipo de hoteles porque en ellos, los niños, disfrutarán de las aventuras que les invitarán a hacer los mismísimos Picapiedra: paredes de escalada, tirolinas, acampadas, camas elásticas o la bolera son algunas de las actividades que vuestros hijos podrán realizar en estos hoteles.

También el Grupo Magic Costa Blanca se ha unido a esta iniciativa. Poseen diez hoteles en Benidorm (Alicante) y uno en Gandía (Valencia). Uno de ellos es el Rock Garden. En este hotel, los niños podrán jugar en los parques infantiles, programas de animación y, lo más importante, cuentan a su vez con menús infantiles. Además, podéis adquirir la tarjeta Family Card que incluye alojamiento, pensión completa, bebidas y excursiones infantiles a Terra Natura.

Red Hoteles os recomienda visitar Alanda Club Marbella, que cuenta con monitores que se encargan de los niños entre 5 y 12 años. Se celebran en él animaciones en la piscina, talleres manuales y un sin fin de actividades más.

El Grupo H10 Hoteles, situados en Lanzarote, disponen de todo tipo de atenciones a los más pequeños. Uno de ellos es el Bahía Blanca Rock, emplazado en Yaiza, y Lanzarote Gardens, que encontraréis en Costa Teguise. En estos hoteles se cubre, a la perfección, las necesidades de los bebés hasta los no tan pequeñitos. En ellos, los niños disfrutarán de animaciones, ludotecas, bibliotecas, videotecas infantiles. Además, ambos hoteles disponen de servicios de canguro.

Estos son sólo algunos ejemplos, hay muchos más, pero hemos querido resaltarlos para que los tengáis en cuenta cuando decidáis viajar en familia.

Fuente: De Viajes

Contenidos relacionados

2 comentarios en «Hoteles para Viajar en Familia»

  1. Sabías que en Novotel los niños menores de 16 años no pagan si comparten la habitación con los padres?. Creo que eso es lo que interesa más cuando viajas en familia, sobre todo si esta es numerosa… Imagínate yo con cinco hijos… Salir de viaje es un dispendio…

  2. Habláis de la cadena Magic Costa Blanca, no conozco toda la cadena, el verano pasado (Ago 07) estuvimos en el Magic Excalibur y me veo moralmente obligado a contar nuestra experiencia.

    Aunque te lo venden como un hotel, en realidad no es tal sino un camping, los bungalows, no son tales sino casetas prefabricadas con madera aglomerada las mas lujosas (Modelo Rey Arturo), y en las sencillas (modelo Ginebra) el tejado es una lona de plástico cubierta con brezo.
    En ningún sitio explican esto en la información que ofrecían en internet el año pasado, no se si habrá cambiado este año.
    Cuando llegamos allí, después de haber hecho la reserva con mas de tres meses de antelación, NO TENÍAN HABITACIÓN PARA NOSOTROS. Esperan a que estés allí para contártelo, ya tenían todos nuestros datos y digo yo que sabiendo que no tenían habitación para nosotros, pienso que lo lógico hubiera sido llamar por teléfono para contarnos la incidencia y no esperar a que llegásemos y después de hacernos un viaje de 500 Km con tres niños pequeños y esperar al sol una cola en recepción de 30 min contarnos que nos envían a otro hotel en Benidorm
    durante unos dias, mientras que nuestra habitación no estuviese disponible.
    Al principio nadie sabía porqué nuestra habitación no estaba disponible, pedimos hablar con el director del Hotel y después de esperar otros 15 o 20 min nos dicen que les acompañemos a ver a la adjunta de dirección. Nos explica que ha habido una avería en nuestro Bungalow y que van a intentar repararlo lo antes posible, que no hay mas Bungalows libres y que lo único que pueden ofrecernos es enviarnos a Benidorm y que posiblemente mañana ya tengan la avería solucionada.
    Aceptamos ya que no nos quedaba otra opción, con el consiguiente engorro de volver a meter a los 3 niños al coche, marcharnos a Benidorm, deshacer maletas, a la mañana siguiente volver a
    hacer maletas y volver al hotel, el mayor (4 años) llorando diciendo que por que esos señores no nos dejaban pasar (llevaba soñando 3 meses con sus vacaciones en un hotel medieval con la espada Excalibur, los caballeros, el mago Merlín…)
    Nos dicen que todo está arreglado, que el hotel está avisado y nos están esperando, que mañana nos avisarán en cuanto la habitación esté lista.

    Nos marchamos al nuevo hotel y cuando llegamos, mi mujer se queda en recepción para arreglar los papeles de la entrada al hotel y yo me quedo con los niños que estaban ya mas que hartos de coche y viaje, no había nadie delante de nosotros en recepción y tardaron mas de media
    hora en darnos las llaves, afortunadamente les habían avisado, si no, no se yo cuanto tiempo hubiese llevado. En el tiempo en que mi mujer estaba en la cola esperando, un señor que también estaba esperando en recepción, escuchó la conversación de que veníamos derivados de otro hotel de la misma cadena…
    la conversación fue algo así:

    -Señor- (dirigiéndose a mi mujer) Disculpe, ¿le importa decirme de que hotel vienen derivados?
    -Mi mujer- No, del Magic Excálibur, ¿por que?
    -Señor- y que, no tienen habitaciones ¿verdad?
    -Mi mujer- (con los ojos como platos) pues efectivamente, no tienen habitación, ¿por que lo dice?
    -Señor- El año pasado nos pasó a nosotros lo mismo, parece ser que venden mas habitaciones de las que tienen y luego reparten a la gente por el resto de hoteles de la cadena.
    -Mi mujer- (con los ojos como platos y la boca abierta) ¿cooomoooo?
    -Señor- Si, nos enviaron también a este hotel y tras tres días sin respuesta, se me inflaron las narices y me planté en el Magic Excalibur y les dije que yo había reservado mi habitación en ese hotel y no en otro, en cuanto me vieron mas serio de la cuenta y amenacé con
    denunciarles, milagrosamente encontraron una habitación disponible.

    después de esta conversación, no sabíamos ni que decir, ni que pensar, ni que hacer, desde las 16:30 que llegamos al Magic Excalibur, nos acababan de dar las llaves de una habitación de un hotel que no era el que habíamos reservado y eran ya casi las 20:00, con tiempo solo de bañar a los niños y bajar rápido a cenar por que cerraban el Buffet.

    El Buffet, ninguna maravilla, de hecho bastante malo, la habitación, muy espaciosa aunque algo vieja, pero en general bastante aceptable a no ser por el aire acondicionado, en recepción no quedaban mandos, parece ser que no tienen suficientes para todas las habitaciones por que la gente los rompe (que bruta la gente y que narices el hotel por no solucionarlo).

    A la mañana siguiente, después de dar mil vueltas en la cama sin llegar a creerme lo que nos estaba pasando, decidí que no esperaba mas, que no íbamos a esperar a que nos llamasen cuando la habitación estuviese lista. Hicimos la maleta y nos fuimos al Magic Excalibur a exigir nuestra habitación.
    Al llegar allí, por supuesto no había habitación. Pedimos de nuevo hablar con el director y nos dijeron que podría haber una lista durante la mañana, que nos fuesemos a dar una vuelta y que ya nos avisarían. Yo no me lo podía creer, les dije que si de verdad pensaban que yo había ido allí para dar vueltas y hacer tiempo mientras decidían si tenían o no una habitación para mi, que yo había reservado mis vacaciones en ese hotel y que allí me quedaba, que vieran lo que hacían pero que mi familia y yo no nos movíamos de allí. Al final dijeron que había un Bungalow de categoría superior al que habíamos reservado y que nos iban a alojar en el por las molestias y que además, nos iban a dar la tarjeta «gold» o algo así que parece ser que sirve para poder pedir bebidas de «marcas superiores» (pensé yo que si creían que les iba a dar Chivas a los niños) pero bueno, tómese como acto de buena fe por intentar subsanar los inconvenientes que hasta el momento habían causado.
    Total que con las mismas, mi mujer y los niños se montan en un cochecito eléctrico que les lleva hasta el Bungalow y yo me voy a aparcar el coche al aparcamiento que hay fuera del recinto.
    Cuando llego, me encuentro con un «bungalow» que mas era un armario grande que otra cosa.

    Como ya he dicho éramos 2 adultos y tres niños pequeños, avisamos al hacer la reserva que necesitábamos una cama de matrimonio, una cama individual y dos cunas y nos dijeron que no había problema. Pues bién, la habitación de matrimonio, prometo que no exajero nada, cabía una cuarta (20 cm) desde cada lado de la cama hasta la «pared» que no era sino un tablero de aglomerado de 19 mm. y unos 30 o 40 cm desde los pies hasta el armario. En la habitación de los niños cabían 2 camas con 40 cm de hueco entre las dos con lo cual habría que quitar una para poner una cuna, ya que no cabían las 2 y nos dicen que nos cambiarán una cama por una cuna y preguntan que donde queremos que nos pongan la otra cuna, – pero si no cabe, dije. – ya, por eso lo digo, dijo el, habrá que ponerla en el salon_comedor_cocina… y así fue, pero no sin
    antes quitar la única mesa que había por que tampoco allí cabía la cuna.

    Dejamos todas las maletas en la habitación y nos fuimos a la piscina a refrescarnos un rato y a comer y a olvidarnos un poco de todo esto que estaba pasando.
    La piscina, preciosa, con un dragón en el centro y la espada Excalibur en lo alto, toboganes y atracciones para los niños, por fín había algo que parecía estar bien. Bien de bordillo para dentro, de bordillo para fuera, prácticamente no hay sitio para las toallas, el césped no es tal sino un barrizal, el camino alrededor de la piscina un autentico peligro, no se de que material han hecho ese suelo, en la zona en la que nos quedamos nosotros había un pequeño desnivel, no vi a nadie pasar por allí sin resbalar.
    Nos fuimos a comer y el Buffet era tan malo o peor que el de la noche anterior en el otro hotel, en fin, comemos lo que podemos y decidimos irnos al «Bungalow» a descansar un rato y que los niños se echen la siesta, cuando llegamos aún no están las dos cunas, parece que una de ellas estaba rota y habían ido a cambiarla, por fin la traen y echamos a los ninos a dormir, el pequeño que se quedó en el Salon_comedor_cocina, no podía dormir, pero claro, teniendo como puerta del bungalow un ventanal con dos puertas de cristal que ocupaban toda la pared (2 m) y una cortina, pues la habitación era todo menos oscura.
    Decido coger al pequeño y marcharme con el a dar una vuelta a ver si se duerme en el cochecito y me voy al bar de la piscina a tomar un café. Aquello fue surrealista, al llegar, en lugar de como en cualquier bar colocarte alrededor de la barra y pedir lo que necesites cuando te corresponda, allí habían puesto a la gente a formar una fila para pedir por orden, dentro de la barra una camarera con muy pocas ganas de trabajar sirviendo cuando le apetecía y de muy mala gana lo que la gente le iba pidiendo. Tenía 3 personas delante de mi, tardó 15 min no
    exagero 15 min de reloj en atenderme para de muy mala gana mirarme y levantar la cabeza y las cejas sin articular palabra como diciendo «¿y tu que?», le pedí mi café y me senté a un lado a tomarmelo. Allí descubrí para que servía la famosa tarjeta GOLD, el que iba delante de mi, pidió
    un granizado, a lo cual le dijo que el granizado casi no tenia hielo y que ademas si no tiene la tarjeta gold tiene que pagar un suplemento. (alguien paga un hotel «todo incluido» y luego le cobran suplemento por un granizado casi sin hielo)
    Después de un rato, al volver al «bungalow» me encuentro a mi mujer con un cabreo tremendo, (¿que habrá pasado ahora? me pregunté) -¿Te puedes creer que se ha metido un tío de mantenimiento del hotel en la habitación?, me dijo. -Como lo oyes ha llegado un señor, ha abierto la puerta y se pone a dar voces, -señora, señora, que vengo a llevarme una cama. -yo medio desnuda y los niños durmiendo, esto es una pesadilla.
    Nos fuimos otra vez a hablar con la directora o su adjunta o la que estuviese para quejarnos del desastre que estaba siendo todo aquello, al llegar al despacho de la dirección, había cola para quejarse, gente que llevaba varios días sin agua caliente, habían reservado 5 bungalows y solo les habían dado 2, el resto de la familia estaba en otro hotel… en fin que lo nuestro no era mas que el resultado de la forma habitual de trabajar en este hotel.
    Estando en la zona de juegos infantiles, había un grupo de padres quejandose, unos del buffet, uno decía que no habia podido comer nada que todo estaba horroroso, otro nos enseñó el cuello de su hijo de 5 años con una marca de lado a lado, quemado con una cuerda suelta en
    uno de los juegos infantiles, por poco se ahorca el pobre. y todos decían lo mismo, como te cobran por adelantado, pues ya que vas a hacer…

    Nosotros si que lo hicimos, nos negamos a pagar por adelantado y al final, el segundo día decidimos marcharnos y quedarnos sin vacaciones en el Magic Excalibur al cual no volveremos nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *