Guía de viajes de Kioto, Japón

De mi viaje a Japón la mejor experiencia tal vez me la traje de una ciudad como Kioto. Posiblemente me resultó muy poco el fin de semana que estuvimos allí, y que la próxima vez habrá que planificar más tiempo. Sin embargo, es una experiencia que deberíais vivir.

0 comentarios
adm834ha
lunes, 17 mayo, 2010
kioto

Kioto no tiene edificios tan espectaculares ni una arquitectura tan sublime como puedan tener otras grandes ciudades en Japón. La belleza de Kioto radica en sus secretos, en aquella geisha que nos coquetea disimuladamente desde una esquina o en los pequeños jardines de las casas, donde crecen flores hermosas y bonsais.

Higashiyama guarda con cariño el patrimonio cultural de Kioto. Su nombre significa las montañas del este, y en sus callejuelas veréis templos, calles estrechas, casas de tejas de madera y jardines. Comenzar vuestra visita en Kyomizu, desde la que tendréis una vista imponente de Kioto rodeados de cientos de columnas.

Podemos seguir caminando hacia el norte de este lugar para llegar hasta Sannen-Zaka, donde nos paramos a tomar un café tradicional o un té. De Sannen-Zaka la mayoría de turistas se acercan hasta Gion, el famoso barrio de las geishas. Yo os recomendaría recorrerlo a la caída de la tarde, cuando el ambiente es más místico y silencioso.

Más al norte encontraréis la Estación de Kaege y Nanzen-ji, con sus enormes templos y santuarios, joyas de Kioto. Pasamos a través de Tetsugaku, un sendero peatonal lleno de árboles con flor de cerezo, para llegar a Ginkaku-ji, el templo de plata con sus maravillosos jardines.

En vuestra visita a Kioto no os puede faltar los dos templos más famosos y fotografiados de la ciudad, Kinkaku-ji y Ryoan-ji. Se encuentran al noroeste de la ciudad, muy cerca el uno del otro. Os recomendamos que los visitéis por la mañana temprano para evitar las multitudes de turistas y lugareños. Kinkaku-ji es un templo muy suntuoso que contrasta con la belleza austera de Ryoan-ji. Sin embargo la espiritualidad budista que se respira en ambos es fascinante.

Ya que estáis en Kioto a nosotros nos recomendaron sacar un poco de tiempo para visitar Arashiyama, un pequeño pueblo al oeste de las montañas de Kioto. Tuvimos muy poco tiempo para recorrerlo, pero os lo recomiendo totalmente. Sobre todo su templo Tenryu-ji, con una increíble calma en los alrededores.

Kioto es un lugar fascinante donde la espiritualidad y el misticismo de Japón os enamorarán totalmente.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *