Guía de viajes de Manila

No es la primera vez que oigo que alguien define a Manila, la capital de Filipinas, como la ciudad que nunca duerme. La animación que tiene esta ciudad, compuesta por gentes de diversas culturas, tradiciones y procedencias, es realmente increíble. ¿Queréis conocerla un poco más?.

Manila

Manila es la principal ciudad del país. No es de extrañar verla siempre llena de turistas y gentes provenientes de otros rincones de Filipinas. Es una de las ciudades más densamente pobladas del mundo, y la verdad que se nota cada vez que paseamos por sus calles. No preocuparos a la hora de elegir vuestro alojamiento, ya que aquí hay hoteles para todos los gustos.

Bares, cafeterías, casinos, restaurantes y clubes nocturnos. Manila tiene de todo y para todos, una ciudad fuertemente influenciada por la cultura occidental. En ella no debéis perderos como primera visita imprescindible el Palacio Malacanang, residencia del Presidente de Filipinas, centro de gobierno del país.

La arquitectura colonial de Manila tiene muy bellos ejemplos con sus centenarias iglesias en el centro histórico. Debéis visitar la Iglesia de San Sebastián, la de San Agustín y la Catedral de Manila como máximas prioridades.

Hay otros destinos turísticos muy interesantes en la ciudad, tales como el Manila Ocean Park, el Teatro Metropolitano, el Zoológico y el Jardín Botánico, ambos en el Parque Rizal. Para salir de noche nada mejor que hacerlo por la zona de Malate, llena de bares, restaurantes y pubs de todo tipo.

Si queréis ir de compras la ciudad está llena de grandes centros y galerías comerciales. Además para comer no preocuparos, ya que encontraréis restaurantes de todo tipo, desde tailandeses hasta coreanos, pasando por los chinos, japoneses, mexicanos, y cualquier establecimiento típico de comida rápida.

El clima en Manila, al igual que el resto del país, es cálido y húmedo durante casi todo el año, excepto en Baguio City, que tiene temperaturas mucho más frescas. Las temperaturas en Manila no suelen bajar de los 20 grados. Realmente hay sólo dos estaciones, la seca, que va de enero a mayo, y la estación de lluvias, que se produce entre junio y diciembre. Los meses de marzo, abril y mayo sean tal vez los mejores para visitar Manila.

Para movernos por Manila tenemos trenes, metro, taxis y autobuses. No es muy recomendable alquilar un coche, ya que ni las carreteras son muy buenas que digamos, ni el tráfico invita tampoco a ello.

Foto Vía Vicdv888

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *