Grecia venderá y alquilará 70 de sus islas

La grave crisis económica que lleva afectando a Grecia en los últimos años, está provocando decisiones muy dolorosas para la población y para un país que se puede quedar sin uno de sus bienes más preciados: sus numerosas islas.


El Gobierno heleno se ha visto en la obligación de poner a la venta o alquilar hasta 70 de sus paradisíacas islas. Medidas extremas que pueden tener graves consecuencias para el país, ya que en poco tiempo gran parte del territorio heleno puede pasar a manos extranjeras, lo que supondrá también una caída importante de los ingresos por el turismo, uno de los principales motores de su economía.

Numerosos inversores internacionales ya se han interesado por adquirir alguna de estas islas, ya que, además, sus precios son muy bajos, siempre teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos hablamos de auténticos paraísos terrenales situados en entornos de gran belleza.

Los precios de las islas que se han puesto a la venta oscilan entre los 1,2 y 150 millones de euros. Se trata de intentar recaudar hasta 25.000 millones de euros con la venta de este rico patrimonio griego. La mayoría de ellas son ofrecidas directamente por el propio Gobierno a través del Fondo para el Desarrollo de Activos de la República Helénica, con el objetivo de reducir la elevadísima deuda pública del país.

Sin embargo, Grecia se guarda una carta en la manga y es que según su legislación, está prohibido la venta total de terrenos de soberanía del Estados, así que las operaciones se realizarán en régimen de concesión por un período de 30 a 50 años. Pasado ese tiempo, las islas pasarían a ser de propiedad íntegramente helena.

No debemos olvidar que Grecia cuenta con más de 6.000 islas repartidas por todo su territorio, por lo que esperemos que esta medida sea excepcional y no se tengan que ceder estos tesoros a inversores externos.

La duda que se nos plantea es si esta situación se hará extensible a otros países con problemas como pueden ser España, Italia o Portugal. Esperemos que no sea así, ya que es una medida a la que jamás debería llegar ningún país, que por errores de unos pocos, sus ciudadanos tengan que perder parte del rico patrimonio que pertenece a todos. Además de que es una medida que puede ser pan para hoy y hambre para mañana, si cedes la gestión de territorio de gran interés turístico a inversores extranjeros.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *