El Hotel más dulce del mundo

En otras ocasiones hemos visto hoteles terroríficos, a muchos metros de altura o bajo tierra, situados en el interior de un avión, un barco o una cárcel, así como alojamientos que parecían haber salido de un cómic. Propuestas diferentes que se salen de lo convencional, pero que resultan perfectas para preparar una sorpresa para alguien especial y vivir una experiencia inolvidable.

hotel-comestible

Sin embargo, el hotel que traemos hoy al blog sería la perdición de los más golosos, ya que se se ha decorado en su totalidad con toda clase de dulces, caramelos y golosinas que nos podamos imaginar.

Un hotel de lo más peculiar que ha sido idea de la conocida marca de azúcar inglesa Tate & Lyle Sugars, compañía líder en su país desde hace más de un siglo, que decidió darle un toque lo más dulce posible a su hotel temporal.

Tate-Lyle-Sugars

Situado en la calle Dean Street, en el conocido Soho de Londres, se utilizó una antigua casa para que 14 artistas pasteleros la convirtieran en un hotel lo más dulce posible. Para esta transformación se necesitaron 2.000 horas de horno, casi 1.000 horas de montaje y la nada despreciable cifra de 1.300 kilos de azúcar. Sin duda, sería el lugar preferido de Homer y de muchos de nosotros.

Prácticamente todos los elementos del interior de las habitaciones son comestibles y para formar la estructura del hotel se utilizaron tortitas, caramelos, chocolates, pasteles, tartas y todo tipo de dulces que nos podamos imaginar.

Eso sí, para el final hemos dejado la mala noticia: este delicioso hotel sólo mantuvo sus puertas abiertas 24 horas, ya que formaba parte de una acto promocional de la marca. Tan sólo una pareja pudo pasar la noche entre nubes, ositos y piruletas. Unos afortunados, sin duda. Al resto de mortales, siempre nos quedará reservar habitación en alguno de los hoteles más extraños del mundo.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *