Consejos para superar el miedo a volar

El miedo a volar o aerofobia es una de las fobias más habituales y que puede llegar a limitar bastante nuestra vida, ya que el avión es uno de los medios de transporte más utilizados actualmente, sobre todo para largas distancias.miedo-a-volar

Lo primero que hay que señalar es que es un problema que se puede solucionar en prácticamente todos los casos. El pavor que sufren las personas con miedo a volar puede ser la combinación de uno o más factores como puede ser la claustrofobia, el miedo a las alturas, que provoca sensaciones de ansiedad, pánico y angustia en la persona que lo sufre incluso antes de coger el avión. Este problema impide a muchas personas disfrutar de sus vacaciones, visitar a familiares lejanos e incluso rechazar ofertas de trabajo por el miedo a tener que viajar en avión.

Muchas veces las razones a este miedo suelen ser el recuerdo de  accidentes mortales de aviones vistos en TV u otros medios, la sensación de  vulnerabilidad al sentirse entre las nubes, el no contar con el control sobre el aparato o el no entender la tecnología y funcionamiento del avión lo que genera que ante cualquier alteración o ruido, turbulencias, el aterrizaje, el despegue, maniobras… surja el miedo a un accidente.

Ante un miedo a viajar hay que acudir al médico o especialista, que podrá evaluar el origen de nuestra fobia, así como dar ayuda psicológica para vencer a la fobia. Pero sí que podemos seguir una serie de consejos que nos pueden ayudar a superar el miedo a volar:

– Hay que tener constancia de que el avión es el medio de transporte más seguro que existe. El porcentaje es casi nulo, muy inferior al que pueda haber en otros medios como el coche. Además, los aviones pasan por estrictos controles de mantenimiento y seguridad, así como continuas revisiones. Los pilotos y personal aéreo son personas altamente cualificadas que pasan también por continuos controles para evaluar que están en perfectas condiciones.

– Intente reservar el billete con antelación, con la idea de poder elegir sitios de pasillo y así poder evitar el mirar por las ventanillas. También es importante poder elegir un asiento de la zona delantera del avión, ya que tienen menos ruido y movimientos.

– Practique ejercicios de relajación y respiración. La respiración abdominal es especialmente efectiva y permite relajarnos de una manera más efectiva.

Viajar con una persona conocida o familiar nos ayuda a viajar con más tranquilidad y confianza. También es bueno entablar una conversación para así despistarnos y no estar pendientes del vuelo.

– Ante cualquier duda o preocupación, pregunte al personal del avión que está para ayudarle.

Coma antes del viaje, ya que le ayudará a que se despierte el sueño en el viaje.

– Hay que evitar estimulantes como el café, son un enemigo para los viajes.

Beber agua durante el viaje.

Lea y escuche música, que le ayudarán a relajarse y desconectar.

– Lleve ropas cómodas que le permitan estar a gusto en su sitio.

– Realice estiramientos de extremidades y músculos periódicamente.

Vaya al baño antes de subir al avión para así evitar tener que ir nada más despegar.

Duerma y descanse bien antes del viaje, ya que el cansancio origina que estemos más tensos y nerviosos ante un viaje.

– Intente tener una actitud positiva y alegre frente al viaje. De esta manera, ayudamos al cerebro evitar pensamientos negativos.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *