Conoce las dunas de Merzouga

Conocer el desierto es el sueño de muchos. Un lugar en el que se ve poco más que arena, y que a la vez nos atrae y nos asusta con su grandeza y con su inmensidad. No sé si te imaginas cómo debe ser pasear por una duna, sentarse en ella y contemplar el paisaje y, si es posible, el amanecer.

dunas Merzouga

Sin duda, es una de esas experiencias absolutamente inolvidables. Pues bien, si creías que nunca podrías hacer algo así estabas en un error. Y es que en la actualidad hay rutas que te permitirán hacer un viaje inolvidable.

Erg Chebbi es un campo de dunas que tiene nada más y nada menos que una longitud de 22 kilómetros, y junto a él se encuentra Merzouga, un pequeño pueblo que, durante siglos, fue un enclave importantísimo, ya que era un centro de avituallamiento para todas las caravanas que cruzaban el Sáhara.

Hoy en día, en torno a estas dunas se organizan rutas guiadas que resultan muy interesantes, ya que permiten a los viajeros conocer cómo es el mundo en el desierto de primera mano, aprender cómo es la vida de los bereberes (un pueblo asociado desde siempre al desierto).

La verdad es que las posibilidades en torno a estas escapadas son muchas: las hay para ver salir el sol desde las dunas, para ver atardecer (una de mis preferidas) o inlcuso existe la posibilidad de montar en camello durante algunas horas o dormir en jaimas.

Junto a los habitantes del desierto, se puede tomar un té caliente (sí, caliente, para contrarrestar el calor) o escuchar las historias de los pastores nómadas.

Uno de estos viajes es, sin lugar a dudas, una forma única de conocer otro estilo de vida, otros paisajes, en definitiva, una cultura diferente.Eso sí, con mucho de lo que aprender.

Imagen de wikipedia

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *