Cómo viajar con animales

Cómo viajar con animales

Para los que desean viajar y no quieren dejar a su perro, gato u otro animal doméstico al cuidado de un familiar o un vecino, la mejor solución es llevárselos de viaje y que le haga compañía también en las vacaciones.

Lo que sí tienen que saber es que al igual que para las personas, se requieren documentos de identidad para los animales, de forma que si se quiere llevar a su mascota de viaje deberá tener el pasaporte para animales de compañía o, en su defecto, el certificado veterinario.

En el primer caso, se trata de un documento que, con un formato idéntico (100 x 152 mm) para todos los países de la Unión Europea, facilita la comprobación de los datos relativos a un animal y a su propietario (los animales de menos de 3 meses no pueden tenerlo). Este pasaporte, se puede solicitar a los veterinarios clínicos.

Teniendo la información necesaria para el viaje, hay dos formas para que los animales domésticos acompañen a los pasajeros, o bien aceptados como equipaje, abonando la tarifa correspondiente, y como norma general, facturados y colocados en la bodega del avión, donde irán colocados en un contenedor o jaula que puede ser obtenida en algunas compañías aéreas, o bien con sus dueños en la cabina de pasajeros, siempre que, además de los requisitos indispensables, mencionados para la otra forma de viajar y también obligatorios para ésta (el peso del animal, las medidas de la jaula, etc.), el pasajero se preocupe de cuidarlo y de que no moleste a otros pasajeros.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *