Botiquín Primeros Auxilios para Viajar

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Botiquin Primeros Auxilios Viajar

El botiquín es un instrumento muy necesario siempre que vayamos de vacaciones. Gracias a él podremos solucionar los pequeños trances, en cuanto a salud se refiere, que nos deparan nuestros viajes. Para cuestiones mayores siempre deberemos acudir a médicos o farmacéuticos, pero este “compañero de viaje” nos facilitará el pleno disfrute de nuestras vacaciones. En Cosas de Viajes os ofrecemos algunos consejos sobre el contenido general y útil del botiquín.

Para conocer cuál es el contenido del botiquín para tu viaje, debes tener en cuenta el tipo de viaje que vas a realizar y quiénes son tus acompañantes. De tal forma que, si viajas con niños o mujeres embarazadas, el contenido cambia sustancialmente. Así, a la hora de preparar tu botiquín debes tener en cuenta una serie de cuestiones:

El destino turístico en el que disfrutarás de tus vacaciones. En este caso, deberás conocer las condiciones, tanto higiénicas como sanitarias, del lugar al que vas a acudir para saber qué es lo que realmente necesitarás. Dependiendo de si se trata de un ámbito urbano, rural o de aventuras, el contenido de tu botiquín será diferente. También la duración del viaje será determinante a la hora de rellenar tu botiquín, ya que dependiendo de los días que permanezcas en el lugar elegido necesitarás más o menos fármacos o útiles sanitarios.

Si alguno de tus acompañantes tiene antecedentes de enfermedades crónicas, has de tener en cuenta que, si éstos conocen la enfermedad, deben llevar siempre la medicación que necesitan. Siempre se aconseja que lleven más fármacos de los que necesitan, por aquello de que “más vale prevenir que curar”. Además, lo mejor es que guarden su medicación en dos lugares diferentes para evitar quedarse sin ella, ya sea por pérdida de ésta o por robo en el lugar de destino.

En cuanto a material de curas, deberás incluir en el botiquín: tiritas, gasas, vendas, espadadrapo, yodo, agua oxigenada 0 mercromina, tijeras de punta redonda, pinzas para sacar astillas y, por supuesto, un termómetro, sobre todo si viajas con niños. Todo ello te servirá para desinfectar y curar cortes o heridas. Para el dolor, el ibuprofeno es el medicamento más importante. También deberás guardar en el botiquín el denominado dexketoprofeno. Son buenos, sobre todo, porque además de aliviar el dolor son antiinflamatorios muy útiles para esguinces, traumatismos, dolor dental… Si te encuentras en alguno de estos casos, deberás visitar siempre al médico.

La fiebre puede ser uno de los síntomas que puede entorpecer nuestras vacaciones. Para evitar que sea la protagonista de éstas, deberás comprar paracetamol o ácido acetilsalicílico. Respecto a las quemaduras, has de incluir en tu botiquín gasas para el tratamiento de quemaduras y alguna pomada con sulfadiazina-argéntica, todo ello no sólo indicado para las quemaduras sino también para úlceras cutáneas o heridas.

La protección solar es de extrema importancia en verano ya que los rayos del sol inciden directamente en nuestra piel. En tu botiquín no debe faltar, para protegerte de ello, la crema protectora y cacao de labios de factor 15 o superior. En el contenido del botiquín deben estar presentes también materiales contra las picaduras, destacan Prednicarbato, Blecomestasona dipropionato, corticoide + antimicrobionatos y stick de amoníaco, ello te protegerá tanto de picaduras de insectos como de medusas. También podrías incluir algún repelente de insectos como el Bayrepel.

Insistimos, para cualquier duda, y aunque suene a anuncio de televisión, consulte a su médico. Estos son sólo unos consejos sobre lo que llevar o incluir en tu botiquín de viaje. Sólo un último consejo: Estad atentos a las fechas de caducidad de los materiales que lleveís, desechad los que están pasados de fecha o aquellos que estén cerca de caducar.

Por:
Etiquetas:
Categorías: General


0 Comentarios Enviar un comentario